María Teresa Campos (75 años) ya se encuentra en planta y ha podido recibir la visita de algunos amigos y seres queridos. Hasta la Fundación Jiménez Díaz, donde permanece ingresada desde que el pasado martes sufriera una isquemia cerebral, se ha acercado, entre otros, Paolo Vasile (64). Así lo ha desvelado Terelu Campos (51) quien ha querido dar las gracias al Consejero Delegado de Mediaset España: "Su visita ha sido una explosión de alegría para ella, ha sido el primer momento en que la he visto reír en los últimos días, y sonreír y sentirse cuidada por su cadena". "Ha sido una buena medicina para ella y estoy eternamente agradecida", ha añadido Terelu, quien ha explicado estar de mejor ánimo porque ha visto a su madre sentada. "Ha sido un primer logro. Ella está bien y los médicos dicen que ha evolucionado un poquito".

Noticias relacionadas

La salud de la periodista ha experimentado "una leve mejoría" como aseguraba el comunicado que el hospital emitía este jueves:  "La paciente María Teresa Campos Luque permanece ingresada  en la Unidad de Ictus de la Fundación Jiménez Díaz. Su situación clínica es estable, mostrando una leve mejoría. Está previsto que pase a planta en las próximas horas". Una noticia que, sin duda, ha sido recibida con gran alegría por parte de su familia. Sobre todo después de que a Terelu Campos se derrumbara en directo porque su madre no había evolucionado. 

[Más información: Terelu Campos se derrumba: "Mi madre no evoluciona"]

El último parte médico de María Teresa Campos. Gtres

Carmen Borrego (50) en una conexión en directo en El programa de Ana Rosa ha afirmado que su madre está deseando el traslado: "Ayer estuvo un poco más apagada pero ya va saliendo la María Teresa de siempre y quiere moverse un poco". Según ha relatado los médicos están optimistas parece que la veterana presentadora ha tenido suerte porque no le van a quedar secuelas de la isquemia cerebral que ha sufrido. "La única lesión que tiene es en el músculo del ojo, pero hoy veía algo mejor. Su doctora cree que va a poder recuperar la visión totalmente".

[Más información: María Teresa Campos sigue en peligro: las próximas 24 horas son decisivas]

Si finalmente sale todo bien y María Teresa acepta, sus hijas tienen pensado irse con ella a la casa que tienen en Marbella para que pueda descansar y desconectar. "Mi madre tiene que cambiar su rutina y su estilo de vida. Ya he hablado con ella y le he dicho que la vida le ha dado una segunda oportunidad porque hay otras personas que no salen tan bien de un ictus", ha afirmado Borrego.

La familia sigue manteniéndose firme en su postura sobre no comunicar a Edmundo Arrocet (67) lo que ha pasado con María Teresa. Uno de los hijos del humorista sí cree que su padre debe estar al tanto de lo que está pasando y que sea él el que decida si volverse de Honduras donde participa en Supervivientes o no. Borrego ha explicado que este fin de semana recibirá la visita del hijo de Bigote y que hablarán sobre este tema y lo que deben hacer.

Carmen Borrego hablando con los médicos a las puertas del hospital. Gtres