Genoveva Casanova (40 años), Paloma Cuevas (44) y Enrique Ponce (45) cruzaron el charco hacia Colombia este fin de semana para acudir a la boda de una de las nietas del pintor Fernando Botero (84). Alejandra Santa Botero contrajo matrimonio con Ismael González-Porto Lequerica en Cartagena de Indias rodeados de familia y amigos de todas las partes del mundo.

Noticias relacionadas

La madre de la novia, Lina Botero, se sentó junto a su hija, su padre, el reconocido artista y el torero Enrique Ponce. El matador estuvo muy involucrado en el ambiente colombiano de la ceremonia y bailó junto a esposa Paloma Cuevas que brilló esa noche con un vestido de Rosa Clará.

Los tambores y las melodías étnicas junto a los sonidos latinos fueron la banda sonora de la boda. Esos ritmos sacaron a la pista a Genoveva Casanova que se hizo un hueco junto a Ponce y su mujer. La ex de Cayetano Martínez de Irujo llevaba un vestido largo dorado con un escote pronunciado y anudado al pecho.

Las dos amigas no se separaron en ningún momento y colgaron en sus redes sociales fotografías juntas luciendo sus estupendos modelos. Aunque, pasadas las horas, sus atuendos fueron añadiendo nuevos accesorios, ya que una de las sorpresas que tenían preparadas los novios era la puesta en escena de su boda y el ambiente que les rodearía toda la noche.

La boda estaba inspirada en el universo tropical de Latinoamérica, su naturaleza y su exótica belleza. Por eso, los invitados recibieron a modo de broche o tocado, unas flores autóctonas o unos abalorios artesanos, para que se impregnaran del ambiente hasta el final de la fiesta.

De este modo, la familia Botero celebró por todo lo alto la unión entre Alejandra e Ismael. Aunque, aparte del clan del pintor, quienes, en vista de las imágenes, no pueden negar haber disfrutado de la gran celebración son los famosos patrios que estuvieron invitados.