Alba Carrillo (30 años) continua con su particular lucha contra el tenista Feliciano López (35). Su último movimiento tenía lugar este mismo martes, cuando presentaba una demanda para anular la cláusula de la separación de bienes que firmó el matrimonio tan sólo seis meses después de casarse. Quiere anularla sí o sí.

Noticias relacionadas

La modelo, que alega depresión y desconocimiento como las razones que le llevaron a rubricar la cláusula -que implicaba la liquidación de los bienes sin que ella al parecer lo supiese-, atribuye ahora a su todavía marido marido una serie de irregularidades fiscales.

Lo que la modelo quiere es que López demuestre que esa liquidación de bienes, que ella niega, existe.

Alba Carrillo junto a su abogada, Teresa Bueyes. g

Según ha avanzado El programa de Ana Rosa, Carrillo y su abogada mantienen que tras aquella firma, que modificó el régimen de gananciales para convertirlo en separación de bienes, no se repartió ningún bien. Además, aseguran que Feliciano no habría tributado por la cantidad ingresada en ese medio año en régimen gananciales, ya que el deportista habría traspasado a su propiedad los bienes de Alba sin pagar los impuestos de donación correspondientes.

La cantidad que, según la letrada de Carrillo, se habría embolsado Feliciano durante esos primeros seis meses de matrimonio asciende a un millón de euros. De ahí que la modelo reclame al tenista 500.000 euros.

Feliciano López pasea por las calles de Madrid. Gtres

Con todo, el extinto matrimonio se verá las caras el próximo 7 de febrero, a fin de liquidar los bienes. Aunque este último movimiento de Alba Carrillo en forma de demanda modificará, previsiblemente, el procedimiento legal, que tiene visos de alargarse en el tiempo.