Todo lo que toca se convierte en oro, menos Blanco o Suite Blanco, como operó la empresa en sus últimos años. Paula Echevarría (39 años), quien fuera imagen de la marca de ropa, no ha logrado salvar a esta compañía de su quiebra. Su primera colaboración con ellos fue en 2011. Ésta era la primera vez que la firma contaba con una celebrity para lanzar su colección Otoño/Invierno. La mujer de David Bustamante (34) siempre ha sido un icono de moda y quién mejor que ella para promocionar y vestir sus prendas dirigidas a un público fashionista.

Noticias relacionadas

Sesión de fotos de Paula Echevarría para Blanco.

Sus primeros looks para Blanco fueron diseños para el día a día con algún estampado de leopardo y de piel de serpiente. Además, lució prendas que recordaban a Chanel y abrigos tweed combinados con complementos como pulseras, guantes y botines. En 2012 volvió a repetir con la colección de Primavera/Verano y unos looks más frescos y habaneros. Justo en este año murió el fundador de la marca Bernardo Blanco Solana, quien dejó las riendas de la empresa en manos de su hijo. Por aquel entonces la compañía estaba en plena expansión internacional con presencia en países como Reino Unido, Arabia Saudí y Portugal. Llegó incluso a abrir dos tiendas en Dubái.

Dos años más tarde la actividad de Blanco se paró. Hubo dos concursos de acreedores, pero ni ellos ni la imagen de la famosa it-girl lograron resucitar lo que un día fuera un gran imperio de la moda. Blanco despedirá a toda su plantilla formada por unos 850 trabajadores y cerrará unas 102 tiendas en España de manera progresiva. En Madrid, por ejemplo, ya han cerrado la mayoría de ellas. Queda alguna abierta como la que se sitúa en el centro comercial Plaza Norte 2 en San Sebastián de los Reyes. La web también ha dejado de operar y no se pueden realizar pedidos.

Durante una de las promociones de la marca de ropa.

Hasta apenas un par de semanas Paula Echevarría ha seguido intentando que la marca de la que fuera imagen funcionara y la actriz ha seguido publicando y promocionando en su blog prendas de Blanco. En uno de sus últimos post luce unos jeans y en otro de unos días antes una enorme bufanda de cuadros de esta marca. Pero nada ha servido. Blanco no se salva y éste sería el primer proyecto profesional que toca la asturiana que se hunde. En todo lo demás la bloguera siempre ha triunfado. Sigue siendo imagen de marcas de champú y de móviles y acaba de terminar uno de sus retos más importantes como protagonista de la serie Velvet, que ha cerrado con broche de oro.

Paula Echevarría con vaqueros de Blanco. Instagram

A la espera de nuevos trabajos, Paula disfruta de la vida con su marido David Bustamante y su hija Daniella. Con ellos acaba de llegar de Canarias donde han pasado la última etapa de las navidades.

David Bustamante junto a Paula Echevarría y su hija Daniella. Instagram