¿Con ganas de mar y sin poder moverte de tu ciudad? Hace un tiempo te contamos algunas ideas para llevarte el mar a casa. Si echas de menos la brisa marina, mirar al infinito y escuchar el sonido de la olas,  aquí tienes más propuestas que te trasladan, casi, hasta la orilla.

Málaga en Madrid

Una gran escultura de un atún rojo, ingrediente fetiche del chef Dani García, preside este espacio de 800 m2; la decoración, firmada por Lázaro Rosa-Violán, está inspirada en el alumbrado de la feria de Málaga y una estructura con 7.000 bombillas cubre sus paredes. Por eso es una de nuestra propuestas del artículo Los mejores restaurantes para San Valentín en Madrid.

El carácter viajero de la carta (conviven en armonía productos y recetas andaluzas con guiños a la cocina francesa, italiana, japonesa o peruana) lo simboliza el gran globo aerostático que cuelga sobre la barra cubierta de esparto. Además de comidas y cenas, sirven meriendas todas las tardes y brunch los fines de semana.

En BiBo Madrid (Paseo de la Castellana, 52) están los éxitos del menú dos estrellas Michelin marbellí, como el gazpacho de cerezas, la tapa de yogur de foie, el milhojas de queso y foie, el brioche de rabo de toro, la ensaladilla rusa con huevos fritos de codorniz, la lubina en adobo o las croquetas hechas con la tempura típica de la fritura andaluza. Y, por supuesto, un apartado en carta está que dedicado al atún de Almadraba.
También hay nuevas creaciones como el Baby Hot Dog, hecho con el ya mítico pan de brioche de BiBo y propuestas más mediterráneas como la patata rellena de la feria de Málaga, el gazpacho verde de aguacate, el salmorejo de centollo, la burrata con guacamole, edamame y nachos, la flor de lubina, la gamba blanca con vieira y muchos más platos marineros.
 

Para picar y brindar

Cuenta la leyenda que, a principios del siglo XIX, el Capitán LaRiviere, que traía ron del Caribe, atracó en la Isla de Arosa para reparar su mercante francés tras una tormenta. Allí descubrió los mejores frutos del mar que había probado y cómo las mujeres de las rías de Arosa y Noya sabían seleccionarlo, trabajarlo y conservarlo. Así que se estableció en la zona, donde sus descendientes han mantenido su savoir faire, y cada pieza es colocada en las latas, una por una y a mano, con auga mareira (pura agua de mar). Por eso han sido elegidas por el chef del famoso restaurante Le Doyen Paris y del mítico Orient Express, Yannick Alleno, que posee tres estrellas Michelin. Aquí también puedes encontrarlas en Embassy, La Boullete, Isolee, Coalla, Puente Romano y La sastrería del mar (de Gourmet Experience, en El Corte Inglés).

Acompáñalas de un buen vino, como éste, La Mar (Bodegas Terras Gauda y D.O. Rías Baixas), elaborado con variedades de uva Caiño Blanco (85%) y Albariño (15%), muy delicadas, recogidas a mano y maceradas en frío durante más tiempo para aprovechar su alto porcentaje de piel, favoreciendo así, la extracción de los aromas. 

Debido a su especial modo de elaboración y al carácter de esta variedad, sólo se producen 7.000 botellas y conviene abrir el vino un tiempo antes de degustarlo.
De color amarillo intenso y profundo. Excelente maridaje con mariscos de concha, platos especiados o ligeramente picantes.

Si quieres ver más ideas para picotear y brindar, aquí tienes nuestra galería con apetecibles propuestas que van desde el chocolate al vino.

Yate de ciudad

Con una estética a medio camino entre un coche y un yate, el Fiat 500 Riva es perfecto para recorrer carreteras y ciudades, sintiendo que pilota un "yate de ciudad" o que conduce un "coche para el mar", resultado de la unión de dos leyendas del mundo del automovilismo y de la náutica.

Esta serie especial limitada del Fiat 500 toma el "Azul Sera", un color exclusivo para la carrocería que es uno de los más apreciados de la paleta ofrecida por Aquariva Super, yate emblemático del astillero italiano y sucesor del legendario Aquarama.

Su interior ofrece a los ocupantes el lujoso calor de la vida a bordo: los umbrales de las puertas y el pomo de la palanca del cambio son tallados de una pieza sólida de madera de caoba que en el cuadro de instrumentos se adorna con incrustaciones de madera de arce; y los asientos son de cuero color marfil. 

Y, además de un ahorro en consumo y un motor que asegura menos emisiones de CO2, también garantiza la seguridad gracias a siete airbags, frenos ABS, control electrónico de estabilidad, regulación antideslizamiento, retención en pendientes que asiste al conductor durante un arranque en pendiente y asistencia de frenado hidráulico que ayuda en caso de frenada de emergencia completan la seguridad.

Y, para quien quiera sentir la brisa marina, la versión descapotable transforma el viaje en un crucero.

Viaje olfativo para tu piel

Para ver perfumes que te llevan de viaje junto al mar o incorporan aromas e ingredientes marinos, mira nuestra galería. Solo tendrás que abrirlos, y el aroma del mar llegará hasta ti.

La hora más naútica

La nueva colección de Swatch para esta primavera-verano tiene una evidente inspiración marítima con los colores blanco, azul y rojo, y las rayas marineras que también triunfan en las pasarelas.

Palomitas y una peli sobre el mar

Si estás pensando en cambiar de televisión, Bluevision ha lanzado un nuevo TV de 55 pulgadas con imagen Full HD cuya pantalla logra una resolución de 1920 x 1080 pixeles, colores más puros e imágenes con mayor detalle. La retroiluminación DLED, te permitirá ahorrar hasta un 30% de energía y su sonido envolvente (mediante HDMI Audio Return Channel) completa la experiencia.

Su sistema operativo Android 4.4 incluye una interfaz inteligente que permite al usuario disfrutar de vídeos en alta definición por streaming o incluso conectar el televisor a un Smartphone o Tablet, y ver tus fotos del verano en el mar.

Como sugerencias para ver, aquí tienes algunas películas en las que el mar tiene un papel protagonista: En el corazón del mar (2015), Invencible (Unbroken) (2014), Blackfish (2013), Cuando todo está perdido (2013), La vida de Pi (2012), Keiko: the untold story of Free Willy (2010), Océanos (2009), La tormenta perfecta (2000), Liberad a Willy (1993), El gran azul (1988), Tiburón (1975), El viejo y el mar (1958), Moby Dick (1956) y, si prefieres las de animación, Buscando a Nemo (2003) y Buscando a Dory (2016). Ya sólo te faltan las palomitas.