La campaña (RED) fue idea de Bono y Bobby Shriver para luchar contra el SIDA en África. El cantante del grupo U2 y el activista, abogado, periodista y miembro del clan Kennedy (su hermana María estuvo casada con Arnold Schwarzenegger) escogieron para este proyecto el nombre en inglés del color rojo, un tono que se utiliza para llamar la atención, atraer a las personas y motivarlas. Y lo pusieron en un logo entre paréntesis.

El lanzamiento de (RED) se anunció por primera vez en el Foro de Davos, en enero de 2006. Una década después, en enero de 2016, Bono y Gates volvieron a la ciudad suiza y al Foro Económico Mundial para celebrar el décimo aniversario de (RED) y explicar el trabajo realizado en Ghana, Kenia, Lesoto, Ruanda, Sudáfrica, Suazilandia, Tanzania y Zambia.

Recientemente, y gracias al lanzamiento del iPhone rojo, mucha gente ha conocido esta iniciativa solidaria. Entre las marcas que han colaborado, creando un producto exclusivo de este color a lo largo de estos más de diez años, no sólo están las del universo teconológico, como Apple, Microsoft, Dell y Beats Electronics, también hay marcas deportivas como Nike o Head, decorativas como Alessi u otras como American Express, Coca-Cola o Starbucks. 

Todas ellas ceden más del 50% de los beneficios de la venta de sus productos (RED) a la ONG The Global Fund to Fight AIDS, Tuberculosis and Malaria, una organización fundada en 2002 gracias la generosa aportación, entre otros, del fundador de Microsoft, Bill Gates, a través de la Fundación  Bill and Melinda Gates. Pero también gracias a cientos de miles de compradores anónimos que escogieron, entre todos los productos posibles, aquellos destinados a la "causa roja".

Entre todos, la campaña (RED) ha recaudado 465 millones de dólares y cambiado la vida de 90 millones de personas. "No es caridad, es justicia", dijo entonces Bono (cuyo verdadero nombre es Paul Hewson). Y por eso ha sido nominado en varias ocasiones al Nobel de la Paz.

El color rojo es símbolo el del fuego, del calor, del corazón, del amor y la pasión, pero también del peligro, la sangre, la ira y la vergüenza (representando en el enrojecimiento de las mejillas y el rubor). Un poco de todo ello hay detrás de una iniciativa que ha puesto toda su empeño en acabar con el sida, como explica su página web,"el mayor desafío de nuestra época".

"Todos tenemos un inmenso poder. Lo que escogemos hacer e incluso comprar, puede cambiar la vida de alguien al otro lado del mundo. En 2005, más de 1.200 bebés nacían, cada día, con el virus del VIH. Hoy son 400. Pero debemos seguir actuando para reducir ese número a cero". Así, cada vez que una persona cualquiera compra un producto (RED) está ayudando en esa lucha.

Y el mundo de la moda, que conoce muy bien la influencia de los colores en nuestras emociones y en nuestra forma de vestir, no quiso quedarse al margen. Giorgio Armani fue de los primeros en lanzarse a apoyar la causa, con el diseño de unas gafas de sol (que el cantante de U2 ha llevado en cientos de ocasiones) y de un reloj unisex bajo la marca Emporio Armani. 

El director Steven Spielberg,  los actores Jennifer Garner, Chris Rock, Penélope Cruz, Dakota Fanning y Don Cheadle, la modelo Christy Turlington y la cantante Mary J Blige, lucieron las prendas que GAP puso a la venta en todo Estados Unidos, con el eslogan "Do the RED thing" (un juego de palabras con la expresión "Do the right thing", que significa "Haz lo correcto").



En China, sin embargo, el rojo es el color de la prosperidad y se utiliza para atraer la riqueza. Y mientras en las bolsas occidentales, el color indica una bajada del precio de las acciones, en las bolsas de Asia oriental indica una subida. La American Express Red Card se lanzó, en marzo de 2006, sólo para residentes en el Reino Unido que tuvieran cuentas en bancos británicos.

En el mundo editorial, Peguin Books sacó a la venta una serie de clásicos de la literatura universal, también destinada para (RED) y el periódico The Independent imprimió dos ediciones especiales de 36 páginas, con Bono y Giorgio Armani como director y diseñador invitado, que incluía entrevistas a famosos solidarios como George Clooney, Bill Gates, Leonardo DiCaprio y Beyoncé.

El cantante Bono en un evento de la campaña (RED). | Foto: Getty Images.

En 2013, Bono fue nombrado Comendador de las Artes y las Letras por el gobierno francés, no sólo por su contribución al mundo de la música sino también por su incansable dedicación a esta causa humanitaria. Aurelie Filippetti, la ministra de Cultura que le impuso la condecoración, iba, cómo no, vestida de rojo.