El estrés de estar encerrados, el sedentarismo, los cambios de temperatura típicos de la primavera... El confinamiento por el coronavirus y la transición a la nueva estación traen consigo muchos cambios que se reflejan en nuestra apariencia. La piel, el pelo y las uñas son los primeros en notar las consecuencias, así que por qué no aprovechar estos días en casa para prepararse y prevenir las alteraciones pasajeras de esta estación antes de volver a la realidad.

Noticias relacionadas

Aquí unos consejos para no sufrir las consecuencias del cambio de estación en confinamiento:

1. Para prevenir la caída del cabello en primavera y darle un aspecto más saludable, se recomiendan masajes en el cuero cabelludo, haciendo movimientos rotatorios con las yemas de los dedos. Esto favorece una correcta circulación sanguínea en la zona, además de ser relajante.

La caída del cabello es muy habitual en primavera.

2. La fuerza y la elasticidad de la piel, del cabello y de las uñas dependen de la acción combinada de vitaminas del complejo B y C. La vitamina C es un factor esencial en la producción de colágeno.

3. Es necesaria una ingesta adecuada de agua para mantener una correcta hidratación y vitamina C, este nutriente protege hábilmente las células de la piel de los efectos nocivos de la luz ultravioleta y ayuda a la reparación y renovación de las células de la piel.

4. Para cuidar la piel es necesaria hidratación cutánea y protección solar. Incluso dentro de casa es necesaria la protección solar.

5. Para mantener una piel saludable, es recomendable exfoliar el rostro una o dos veces por semana, después utiliza un gel limpiador o jabón para quitar cualquier residuo y si es posible utiliza un tónico para limpiar en profundidad la piel.

6. Una dosis diaria de glutation da brillo e ilumina la piel, reduce la producción de melanina, mejorando notablemente su apariencia.

7. Es importante no lavarse el cabello tan a menudo para no bloquear el folículo piloso, ni secarlo muy fuerte para evitar roturas capilares.

El cuidado de tus uñas también es imprescindible en esta temporada.

8. Si los estragos del invierno también han dejado huella en las uñas de manos y pies, es importante abordar su recuperación, devolviendo la hidratación y nutrición perdidas. Una combinación de vitamina b y c, puede ayudarte a fortalecer las uñas.

9. Existen productos especiales para cejas y pestañas, si no tienes ninguno, puedes recurrir a un clásico, la vaselina. Realiza una limpieza profunda del área y aplícala en cejas y pestañas antes de dormir.

[Más información: Resolvemos las dudas sobre belleza más frecuentes durante el confinamiento]