Si tienes el cabello fino y al lucir determinados peinados o cortes te has sentido desanimada, porque parece o da la sensación de que tienes poco pelo, este tema te va a encantar. Algunos profesionales del cabello han compartido con EL ESTILO una serie de trucos caseros para que consigas ese plus de volumen en la melena de manera fácil.

Noticias relacionadas

Para empezar, un corte estratégico e inteligente lo es todo cuando se quiere relanzar la imagen, pero para darle la vuelta a la textura del pelo, también. "Cuando tenemos el pelo fino, la melena se puede ver muy escasa. Si lo tienes liso, el truco es cortar sin demasiadas capas, por eso elige uno corto pero entero, como un bob blunt", recomienda María José Llata desde su peluquería homónima en Cantabria. La experta recalca que las capas, cuando se tiene una melena con poco cuerpo, puede crear el efecto contrario al deseado, reduciendo el volumen. Eso sí, si tienes el pelo rizado sí es importante crear esas capas para darle más vuelo.

Por otro lado, Manuel Mon desde Manel Mon Estilistas en Oviedo señalan que existen muchas fórmulas para transformar la melena. Por ejemplo, el experto enfatiza mucho en las texturas y en las ondas que aportan de manera fácil ese plus de volumen. Por otro lado, añade que: "Si te gustan las melenas largas, no tienes por qué renunciar a ellas en caso de que tu pelo sea fino. Una melena midi con los mechones del rostro desfilados, no solo ayudarán a perfilarlo y resaltarlo, también le darán más ligereza y movimiento a la melena".

Cuando se trata de crear una melena más espesa, se debe intentar evitar todo aquello que resta volumen o añade peso. "Podemos no resistirnos a un flequillo, pero debemos saber cómo cortarlo para no restar volumen. Para conseguirlo, lo ideal es que no sea muy compacto, sino más bien ligero para dar volumen al resto de la melena. Si creamos unas ondas, hazlas en la zona de la coronilla para que cuando caigan los mechones se vean con más fuerza.", declara José García de José García Peluqueros desde Pamplona.

Con el color también se puede reforzar esa imagen de melena densa, solo es cuestión de saber cómo. "Uno de los efectos para conseguir más sensación de abundancia en el pelo es jugando con los contrastes claros y oscuros. Alternar varios tonos en una misma melena hace que se vea con más cuerpo. En las melenas oscuras unos reflejos chocolates o cobrizos pueden ser suficientes, en las rubias la combinación entre marrones, arenas, dorados e incluso toques platinos hacen que la fibra capilar se vea más gruesa.", afirma Raquel Saiz de Salón Blue desde Torrelavega.

Lavado y secado

De la misma manera, cuando se trabaja la melena es fundamental el saber peinarlo. Se trata de disimular a la vez que le damos textura. Tras la ducha se recomienda secarlo con secador para darle un ligero movimiento. En este sentido, mover el cabello con las manos mientras se seca le brindará con un aspecto más abundante.

Asimismo, existen productos que engrosan la fibra y crean una sensación de mayor volumen. "Para corregir un pelo fino, nada como incorporar un champú y acondicionador voluminizador. Utiliza un cepillo de cerdas para trabajar la raíz con cuidado y luego cepilla cuando uses champú en seco.", subraya Gonzalo Zarauza desde San Sebastian.

Recogidos con más volumen

Un moño o una coleta baja tirante con la raya en medio es siempre un peinado bonito y fácil de hacer para el que no importa si tienes cantidad o un pelo con cuerpo. La experta Charo García, desde el Salón Ilitia en Barcelona, añade que el semirrecogido efecto messy aportan un volumen regulable y suelen sentar bien a todos.

[Más información: El rizo ochentero se impone entre las tendencias 'curly']