La modelo israelí Bar Refaeli (34 años) y su familia se encuentran desde hace un año inmersos en un complejo proceso judicial por supuestos delitos de encubrimiento y blanqueo de capitales cometidos entre 2009 y 2010. Un contencioso por el que la supermodelo podría enfrentarse a una condena de un año y medio de cárcel y el pago de hasta ocho millones de euros a la Autoridad Tributaria de Israel.

Noticias relacionadas

Ante la inminente sentencia, Tzipi Refaeli (64), madre y agente artística de la maniquí, ha ofrecido a los jueces ser ella quien cumpla la condena de prisión, permitiendo a Refaeli pagar su deuda con seis meses de trabajos a la comunidad para poder cuidar de sus tres hijos, el último de ellos nacido este lunes.

No obstante, los progenitores de la modelo también tendrán que enfrentarse a su propia condena, acusados de encubrir a la modelo en la supuesta evasión y, en el caso de la madre, de no declarar los impuestos correspondientes a las comisiones que recibió como agente por las distintas contrataciones de su hija en la época señalada, tal y como informa el medio israelí Haaretz.

La modelo podría enfrentarse a un año y medio de prisión. Gtres

De esta manera, la familia de la modelo internacional trata de hacer frente al proceso judicial que ella intentó frenar hace unos meses alegando que, en los años en los que se centra la investigación, su residencia fiscal estaba fijada en Estados Unidos, país en el que vivía junto a su entonces pareja, Leonardo DiCaprio (45).

Sin embargo, el tribunal israelí consideró insuficientes las pruebas aportadas, concluyendo que la mayor parte del año señalado Bar Refaeli vivió en dos propiedades situadas en Tel Aviv, sin que hiciera constar en ningún momento que residía en la casa del actor californiano.

Refaeli, en el punto de mira

Bar Refaeli ya fue investigada entre 2015 y 2016. Gtres

Esta no es la primera vez que Bar Refaeli se ve inmersa en un litigio por supuesta evasión de impuestos. En 2016 ya tuvo que pagar 60.000 euros de fianza tras una investigación que concluyó que la superestrella había ocultado al fisco israelí numerosos descuentos en artículos de lujo y regalos que recibió por parte de empresas de las que era imagen.

Ahora, este nuevo proceso judicial llega en uno de los mejores momentos personales de la también actriz y presentadora. El pasado junio, un mes después de presentar el Festival de Eurovisión en Tel Aviv, anunciaba feliz su tercer embarazo, fruto de la relación que mantiene con el empresario israelí Adi Ezra (44), con quien lleva cuatro años casada. Un bebé que llegaba al mundo este lunes y por el que la modelo intentará a toda costa evitar su entrada en prisión.

[Más información: El divertido vídeo con el que Bar Refaeli anuncia que está embarazada]