Siete años han pasado desde que Shakira (41 años) pisara por última vez un escenario erigido en la capital de España. El pasado martes, la artista latina más influyente de todos los tiempos reaparecía en Madrid declarando su amor por el público patrio y confesando haber atravesado durísimos momentos en los últimos años: "Pensé que no volvería a cantar jamás", expresaba emocionada al batir de las palmas de más de 15.000 personas.

Noticias relacionadas

El Dorado World Tour, la sexta gira internacional de la cantante, estaba prevista para arrancar el pasado mes de noviembre. Sin embargo, una hemorragia en sus cuerdas vocales impedía a la performer iniciar su gira de conciertos, obligándola así a posponerlo todo hasta el 3 de junio de este año con Hamburgo como punto de inicio y contacto con su público tras años de 'encierro' voluntario. 

Exactamente un mes después era el turno de Madrid. El concierto arrancó de la forma más potente posible, con su clásico Estoy aquí. Una absoluta declaración intenciones después de casi ocho años apartada de la vida artística, aunque con pequeños grandes sencillos como La Bicicleta o Chantaje. Desde que en 2010 pusiera el Waka-Waka en boca de todo el planeta Tierra y conquistase a su razón de amor, Gerard Piqué (31) -después de que éste conquistase la copa del mundo-, la de Barranquilla prefirió concentrar sus energías en su familia y poner en stand by la música.

Shakira en su concierto de Madrid. Gtres

Gerard, Milan (5) y Sasha (3) son es su mayor inspiración, no solo para arrasar sobre las tablas sino también para componer deliciosas y pegadizas canciones. Los guiños a su núcleo familiar son una constante a lo largo de los más de 100 minutos de show.

"T'estimo" son las palabras con las que rompe el estribillo de su canción Amarillo (polémico color si se enlaza con un 'te quiero' catalán en pleno conflicto político) pero que evoca, sin duda, a Piqué y a sus dos retoños. Ocho años de amor son los que cumplen este verano Shakira Mebarak y Gerard Piqué, cuya relación ha pasado por altos y bajos pero que, pese a lo hablado, publicado y demostrado, parece seguir adelante. 

[Más información: La distancia entre Shakira y Piqué ya es real]