Que Victoria Beckham (42 años) es una fashion victim no es ningún secreto. Ya en su etapa de Spice Girl su apodo era Posh Spice -la Spice pija- y era la chica del grupo que más seguía las tendencias de moda y la más coqueta de la banda. Dos décadas después de estrenar el hit Wannabe Victoria continúa demostrando que su faceta presumida está más viva que nunca y prueba de ello es un episodio que protagonizó en medio de una sesión de fotos.

Noticias relacionadas

La mujer de David Beckham (42) estaba junto a su maquillador profesional cuando una situación le llevó al límite y le produjo una gran angustia incapaz de soportar. Tan agobiada se vio, que no dudó en coger su teléfono móvil y marcar el número de emergencias de Reino Unido. Antes de darle al botón de llamada, el problema se solucionó y Victoria volvió a la calma.

Victoria no puede vivir sin su maquillaje favorito. Gtres

Pero, ¿qué ocurrió para que la esposa del futbolista se alterase tanto? Que su delineador de labios no aparecía. La modista se declara una absoluta fan obsesiva de este producto de belleza y al ver que su maquillador no lo encontraba en su estuche perdió los nervios por completo. Además se trataba del lápiz en color nude, su favorito, por lo que su desaparición momentánea se convirtió en un drama.

Esa 'fatal' aventura ha sido narrada por ella misma en el programa matutino de la televisión inglesa, This Morning. Pero no es la primera vez que vemos esta faceta de Victoria. La diseñadora ha demostrado, con este citado episodio y otros muchos, que es una persona muy sentida, nada que ver con la imagen fría que durante años se dio de ella. Hace apenas un mes sorprendía a todos con una fotografía en sus redes que no está acostumbrada a mostrar. En la instantánea aparecía llorando, con los ojos brillantes y el rimmel algo corrido. Y es que su hijo mayor, Brooklyn Beckham (18), comienza este curso la universidad y el hecho de alejarse de ella le produjo una gran tristeza que convirtió en un drama viral.

Es por ello que sus más de 16 millones de seguidores en Instagram no pierden detalle del gesto de su rostro para saber cómo se encuentra su ídolo en todo momento. Son conscientes que todo lo que se aleje de su lado, ya sea un hijo o un lápiz de labios al que tiene especial aprecio, es motivo para que su adorada Victoria saque su lado más sensible o su vena más paranoica y le afecte en exceso, por lo que siempre le recuerdan que están ahí para apoyarla o dispuestos a llamar al 999, S.O.S emergencias.

[Más información: El dramón de Victoria Beckham: desolada tras la noticia que le ha dado Brooklyn]