El día 30 de agosto del año 2021 ha marcado un antes y un después en el núcleo duro de la Familia Real. La princesa de Asturias, Leonor de Borbón (15 años), heredera al trono de España, decía adiós a sus padres para embarcar en un avión regular que la llevaría desde Madrid hasta Cardiff, rumbo a su nueva vida.

Noticias relacionadas

A 35 kilómetros de la capital de Gales, la primogénita de los reyes Felipe VI (53) y Letizia (48) estudiará Bachillerato Internacional en el UWC Atlantic College durante los dos próximos cursos. En su despedida en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, además de sus progenitores, también había otra importante figura para Leonor. Su hermana pequeña, su incansable compañera de vida, la infanta Sofía (14).

Por primera vez desde que nacieran, con tan sólo un año y medio de diferencia, las hermanas se separan sin una fecha clara de volver a reencontrarse, algo que ha provocado una tremenda tristeza en la benjamina del jefe de Estado y su esposa, a tenor de las imágenes que distribuyó la Casa Real de Su Majestad el Rey el lunes con motivo de la marcha de Leonor.

La infanta Sofía se apoya en el hombro de su padre mientras su hermana Leonor pone rumbo a Gales. Casa Real de Su Majestad el Rey

En una de las 12 fotos facilitadas por la institución puede verse cómo Leonor, tras los besos y abrazos correspondientes, camina apresurada en dirección al mostrador de facturación mientras su madre no le pierde ojo. En un plano ligeramente más alejado, se observa cómo el rey Felipe VI, más padre que soberano en ese preciso instante, con gesto de protección, consuela a su hija pequeña, a la que abraza, mientras Sofía apoya la cabeza en su pecho, con los ojos medio entornados de la emoción. 

Esta instantánea ha dado la vuelta al mundo y ha sido comentada y analizada en numerosos medios internacionales, como Paris Match, Daily Mail o Bunte, cabeceras francesa, británica y alemana, respectivamente, que abordan información relativa a la vida de los royals de Europa y el resto del planeta. 

Los planes de Sofía

En estos días, en esta nueva etapa vital también para Sofía sin su hermana, la pequeña de las Borbón podrá compartir momentos de complicidad junto a la Reina, que tiene despejada por completo la agenda institucional de actos oficiales para esta semana. A partir de la próxima, ambas volverán a su particular realidad. Cerrarán el capítulo de las vacaciones privadas y la marcha de Leonor y cada una regresará a sus propias laborales.

Las infantas Leonor y Sofía a su llegada al Santa María de los Rosales en septiembre de 2020. Gtres

El próximo viernes, día 10 de septiembre, la menor de las Borbón comenzará sus estudios de 3º de la ESO en el Santa María de los Rosales, el mismo centro en el que estudió su padre y su hermana mayor hasta el pasado curso. Será la primera vez desde su nacimiento que la infanta acceda al colegio sin la compañía de Leonor. 

Sofía es una adolescente aplicada y estudiosa, con gran interés por la tecnología y el universo digital. Domina varios idiomas y es una apasionada de la lectura, la música, el cine, el teatro y el ballet. Pero si hay una afición que destaca por encima de las demás es el fútbol. En agosto de 2018, después que ambas hermanas aterrizasen del misterioso campamento americano al que los Reyes las enviaron durante dos veranos consecutivos, la infanta contaba ante la prensa con muchísimo entusiasmo que había aprendido a jugar al Ga-Ga. "Una especie de balón prisionero", aclaraba Felipe VI.

En el verano de 2020, Sofía sorprendía a todos en su primera aparición pública en Palma de Mallorca llevando una muleta en su brazo izquierdo y la rodilla derecha totalmente protegida por vendas y esparadrapos. El palacio de La Zarzuela daba la versión oficial -que la infanta había sufrido un golpe que obligó a darle cinco puntos de sutura-, pero poco después se supo la verdad. La herida se la había hecho jugando al fútbol, como una niña más, en los jardines de Marivent, cuando se enfrentaba en el campo cuerpo a cuerpo con uno de sus primos Urdangarin.

La infanta Sofía se apoyó en su hermana Leonor cuando necesitó muletas para caminar por Palma. Gtres

Ahora Sofía afronta un capítulo nuevo en su joven vida. Y lo hace en su primer curso académico en solitario, sin su hermana en su hogar, ni a su lado para sujetarse a ella al caminar cuando lo necesite, como hizo aquel verano en el que precisó de muletas, pero tuvo a Leonor como apoyo, pilar, cimiento y bastón. 

[Más información: Leonor ya está en Gales: primeras imágenes de la princesa en el UWC Atlantic College]