Los reyes de España, Felipe (52 años) y Letizia (47), acompañados de sus hijas, la princesa de Asturias, Leonor (14), y la infanta Sofía (13), han presidido este jueves el homenaje de Estado a las víctimas del coronavirus, y el reconocimiento a la sociedad, que ha tenido lugar en el Palacio Real. El acto se ha desarrollado en la Plaza de la Armería y ha contado con representantes de todo el arco parlamentario, así como de las instituciones públicas y de las familias y amigos de los fallecidos. 

Noticias relacionadas

De toda la regia jornada, ha habido una anécdota en directo que muchos medios han destacado: la advertencia de Leonor a su padre Felipe VI al concluir su discurso. Cuando Felipe se disponía a tomar asiento de nuevo al lado de la princesa Leonor, esta, atenta, le ha susurrado al oído a su padre para que se colocase la mascarilla que, durante su intervención, se había quitado de la cara.  

Tras escuchar a su hija, de inmediato Felipe ha buscado en su americana la mascarilla y se la ha puesto rápidamente, agradeciendo a su hija el detalle. Un gesto cargado de espontaneidad y complicidad entre padre e hija, y que ha sido muy comentado en redes sociales, donde se ha aplaudido la concienciación de Leonor en este importante momento de combate contra posibles rebrotes del coronavirus.

Tantos los reyes como sus hijas han acudido al acto de negro riguroso. Por su parte, Leonor, como viene siendo habitual en ella, ha optado para la ocasión por unas PrettyBallerinas en ante negro. Además, ha elegido un vestido bicolor en gris y negro con vuelo en la falda. Letizia se ha decantado por un vestido azul marino, a juego con el de Sofía, de Carolina Herrera. 

Los reyes de España y sus hijas, de negro riguroso, accediendo al Palacio Real. Gtres

Cabe puntualizar que se ha tratado del primer homenaje de Estado civil y laico en la historia de España para honrar a las víctimas de la pandemia. La emoción ha estado presente en todo momento, e incluso la princesa Leonor no la ha podido evitar al escuchar el discurso de la sanitaria del hospital Vall d´Hebron.

Además de la anécdota que ha protagonizado junto a su hija, lo cierto es que Felipe ha demostrado a lo largo de la jornada tener ciertos problemas con la mascarilla, que se le resbalaba y no conseguía colocarla en su sitio. En lo que respecta a Letizia, la monarca también ha sufrido algún 'percance' durante la jornada con sus tacones.

Felipe VI y su hija Leonor durante la ofrenda floral. Gtres

En concreto, el suelo empedrado del Palacio Real le ha jugado una mala pasada y Letizia se ha visto en serios apuros en determinados momentos para caminar con desenvoltura. Este jueves, Leonor ha simbolizado más que nunca para muchos ser el futuro de la institución. Y es que, junto a su padre, la heredera ha encabezado la ofrenda floral en memoria de las víctimas, quedándose en un segundo plano su hermana Sofía y la reina Letizia. 

[Más información: Felipe y Letizia, de gira por España en plena polémica: así se gesta su silenciosa estrategia]