La celebración de la boda de la princesa Beatriz de York (31 años) y el financiero Edoardo Mapelli Mozzi (37) vuelve a correr peligro. A la polémica que azotó al padre de la novia, el príncipe Andrés (60), por su relación con el escándalo sexual del magnate Jeffrey Epstein, se suma ahora la situación tan complicada que vive el mundo entero por la pandemia del coronavirus COVID-19.

Noticias relacionadas

Después de los últimos acontecimientos y las decisiones que ha tomado la reina Isabel II (93), la boda está de nuevo en el aire, según informa People.

La hija mayor de Sarah Ferguson (60) y el Príncipe Andrés tenía previsto casarse el próximo 29 de mayo en el Palacio de St. James de Londres. Después de la ceremonia, los recién casados iban a ofrecer una recepción en los jardines de Buckingham Palace. Una fiesta que está en la cuerda floja, pues la Reina anunciaba este martes que se suspenden todos los eventos y fiestas en los jardines de Palacio.

La Reina ha suspendido todos sus actos públicos por precaución ante la pandemia. Gtres

Sin confirmación oficial de la cancelación de la boda, el citado medio asegura que la princesa y su prometido están buscando una solución a toda esta problemática. Y es que, de posponerse de nuevo, sería la tercera vez en que Beatriz de York y su prometido se ven obligados a cambiar sus planes para contraer matrimonio.

Y es que los escándalos del príncipe Andrés obligaron a la Reina a tomar la decisión de retrasar la fiesta de compromiso y la boda hasta que se calmase la expectación mediática por este asunto. El hijo de la monarca se retiraba de sus deberes reales el pasado mes de noviembre, negando en todo momento su implicación en los delitos de Epstein y mostrándose dispuesto a colaborar con la justicia.

Sin embargo, la polémica ha seguido acrecentándose con el paso de los meses. En febrero, Andrés de York se veía involucrado en un nuevo escándalo, al ser relacionado con otro hombre condenado por abuso de menores, el magnate Peter Nygard. Por otra parte, el pasado 9 de marzo el fiscal estadounidense Geoffrey Berman dijo que la realeza no está cooperando con los fiscales federales en la investigación de Epstein, a pesar de declarar públicamente su disposición a ayudarlos.

Los escándalos del príncipe Andrés han puesto en jaque la celebración del enlace. Gtres

A esos continuos contratiempos se suma ahora la crisis mundial por el coronavirus, una pandemia que ha obligado a la Reina a cancelar todos sus actos públicos por precaución y que está afectando especialmente a Italia, país del que procede la familia del novio. 

Por el momento, la Casa Real no se ha pronunciado públicamente sobre este asunto, por lo que la suspensión del enlace aún no es oficial, aunque todo apunta a que, finalmente, la princesa Beatriz y su prometido se verán obligados de nuevo a reprogramar una boda que anunciaban el pasado mes de septiembre.

[Más información: La condición que Isabel II ha impuesto a Beatriz de York para su boda tras el 'caso Epstein']