A punto de cumplirse dos décadas del aniversario de la muerte de Diana de Gales, la escritora y periodista Concha Calleja (52 años) acaba de publicar Diana Réquiem por una mentira, donde desvela algunos de los asombrosos datos que rodearon a la vida y a la muerte de Lady Di. Uno de los más sorprendentes de todos es la mentira que que envolvió su funeral. "El cortejo funerario que despedía a Diana en Londres era de más de 13 kilómetros y estaba encabezado por sus dos hijos, su exmarido, Carlos de Inglaterra, y su hermano, Charles Spencer. Dos millones y medio de admiradores mostraban en las calles su respeto y cientos de millones en todo el mundo lo seguían por televisión. En mi libro demuestro que el tan venerado ataúd estaba vacío", descubre Calleja en una entrevista concedida a la revista Lecturas. "Los hijos eran muy pequeños, aunque con los años son conscientes de todo. El resto de la familia lo sabía, sus amigos no. Elton John no sabía que cantó a un féretro vacío", continúa.

Noticias relacionadas

El funeral de Diana de Gales en la Abadía de Westminster. Gtres

La escritora asegura que mientras los ingleses se despedían de un cortejo fúnebre sin cuerpo, los restos de Diana fueron incinerados y enterrados en la cripta de la iglesia de Santa María la Virgen en la que yacen 20 generaciones de Spencer. En su día se dijo que el cadáver de Lady Di descansaba en el mausoleo que erigió su hermano en una isla artificial que construyó en Althorp. Otra mentira más. Los hijos ya son conocedores de la verdad y según cuenta Calleja "el príncipe Guillermo visitó la cripta de la familia junto a Kate Middelton. Es la prueba irrefutable de que lo sabe. La cripta está cerrada. Los restos de Diana reposan en la zona subterránea y no están identificados".

La autora del libro ha tenido acceso además en exclusiva al testamento de Diana de Gales. "En sus últimas voluntades pedía que la familia real no fuera la única en educar a sus hijos. Anhelaba que su familia también estuviera presente en la vida de sus vástagos. También aclara que quería ser enterrada en la cripta en la que yace junto a su padre. Eso no se ha cumplido porque ella no quería ser incinerada y la quemaron", cuenta Calleja a la vez que explica que cree que no respetaron su última voluntad porque "un cuerpo incinerado no se puede investigar".

Cortejo fúnebre de Diana de Gales. Gtres

En el libro también se relatan algunos de los capítulos más conflictivos y dramáticos de su vida. Diana de Gales era bulímica antes de conocer a su marido el príncipe Carlos de Inglaterra (68) y además sufría una grave neuroisis, además intentó suicidarse en varios ocasiones. "Siempre que se intentaba quitar la vida era delante de Carlos. Creo que quería hacerle daño. En una ocasión, embarazada de Guillermo, se tiró por unas escaleras porque no quería que su marido saliera a cabalgar. Ese día, Isabel II vio el percance". El libro que también aporta imágenes y documentos inéditos saldrá a la venta este 23 de junio.

[Más información: Lady Di intentó cortarse las venas en la luna de miel]

Diana de Gales y Carlos de Inglaterra.