El filántropo y fundador de Microsoft, Bill Gates, y su esposa Melinda, también empresaria, anunciaron este lunes su divorcio tras más de 27 años de relación en los que los dos multimillonarios fundaron una de las organizaciones benéficas más importantes del mundo, que lleva sus nombres.

Noticias relacionadas

"Continuaremos compartiendo nuestra creencia en esa misión y seguiremos trabajando juntos en la fundación, pero consideramos que no podemos crecer como pareja en la próxima fase de nuestras vidas", explicaron los dos en un comunicado publicado en sus redes sociales.

La pareja ha decidido romper su matrimonio tras un periodo "de mucha reflexión y trabajo".

"Pedimos espacio y privacidad para nuestra familia según empezamos a navegar por esta nueva vida", aseguraron.

En su escrito, Bill y Melinda afirman que han educado a tres hijos increíbles y que crearon una fundación para promover una vida "sana y productiva".

Se desconoce si el divorcio impactará de alguna manera en la Bill & Melinda Gates Foundation, aunque desde hace tiempo el consejero delegado de la organización es Mark Suzman, mientras que ellos dos han servido como fideicomisarios junto a Warren Buffet.

La fundación, creada en el año 2000, se ha convertido en una de las organizaciones filantrópicas más importantes del mundo con unos fondos de casi 50.000 millones de dólares.

El año pasado, Bill Gates renunció a su cargo de consejero en Microsoft, la empresa que fundó en 1975 con Paul Allen, para dedicarse a las actividades benéficas.

Este hecho se produce dos años después de que el fundador de Amazon.com Inc, Jeff Bezos, dijera que él y su entonces esposa, MacKenzie, se iban a divorciar. El divorcios de los Gates será, junto a este y otros como los de Alec y Jocelyn Wildenstein, Rupert y Anna Murdoch o Bernie y Slavica Ecclestone, uno de los más caros de la historia.

[Más información: Los negocios multimillonarios en juego por el divorcio de Bill y Melinda]