Uno de los trastornos más habituales del tracto intestinal, y que más gente padece, es el estreñimiento. Para algunos solo es una afección ocasional, pero otros lo sufren de forma crónica. Y cuanto más tiempo se padezca, más graves serán las consecuencias. Por ello, te indicamos los beneficios de la avena para ir al baño.

Es muy importante que no descuides este trastorno y tomes las medidas necesarias para prevenirlo, como consumir alimentos ricos en fibra. En España, solo un 3,3% de la población consume avena. Por ejemplo, tomar avena para ir al baño es uno de los más eficaces, entre otros remedios caseros para ir al baño, así que toma nota. ¡Comenzamos!

Beneficios de la avena para ir al baño

Para comprender mejor cómo funciona la avena para ir al baño, debes conocer las cualidades y componentes de este alimento. La avena es un cereal con un increíble contenido nutricional, ya que es rica en vitaminas, proteínas, minerales y antioxidantes. De hecho, posee avenantramidas, un tipo único de fenoles presentes tanto en el grano como en la cáscara.

Pero esto no es todo, pues el mayor beneficio de la avena quizás sea su alto contenido en fibra, pues de cada 100 gramos de avena cruda, 10,6 gramos son fibra. Sin embargo, lo más interesante es que esta fibra es soluble y no soluble a la vez, por lo que este ingrediente es excelente para ir al baño. Para que lo entiendas mejor, te mostramos la diferencia entre ambos tipos de fibra:

Fibra soluble. Casi toda la fibra que contiene la avena es de este tipo, lo que quiere decir que, al entrar en contacto con el agua y los jugos gástricos, se convierte en una especie de gel o mucílago que se fermenta debido a las bacterias presentes en los intestinos. Este gel, además de hacer que las heces tengan más agua, suavizándolas para que pasen con más facilidad por los intestinos, también ayuda a reducir el colesterol. Además, hace que el proceso de la digestión sea más lento. Este tipo de fibra es tan necesario que los especialistas aseguran que tomar avena para ir al baño reduce las probabilidades de sufrir estreñimiento.

Fibra no soluble. A diferencia de la anterior, la fibra insoluble no absorbe los líquidos, por lo que no cambia de apariencia. Aun así, contribuye a dar volumen a las heces, lo que facilitará su expulsión. Esta fibra no experimenta ninguna fermentación por bacterias, pero ayuda a aumentar la sensación de saciedad. Por todo ello, y gracias a sus propiedades, la avena no solo ayuda a prevenir el estreñimiento, sino también ciertas enfermedades como las cardiovasculares, la obesidad, el cáncer de colon y contribuye a la disminución de la presión arterial.

Cómo tomar avena para ir al baño

Casi cualquier tipo de avena para ir al baño es efectiva pero, cuanto menos elaborada esté, mucho mejor, así que procura consumirla lo más natural posible. Nuestra recomendación es que la escojas sin azúcar ni otros saborizantes o conservantes añadidos. Una vez que la tengas, puedes prepararla de la siguiente forma para disfrutar de todos los beneficios de la avena para ir al baño:

- Si la avena es completamente natural, ponla a remojo la noche anterior para reducir el tiempo de cocinado. En cambio, si la avena está en hojuelas este paso no será necesario, pues ya están precocidas.

- Pon en una olla cuatro tazas de agua, leche o una bebida vegetal de tu agrado y calienta a fuego suave.

- Cuando comience a hervir, espolvorea 180 gramos de avena en el líquido.

- Agrega una pizca de sal y baja el fuego al mínimo, removiendo de forma constante para que la avena se cocine de manera homogénea. Además, evitaremos que se formen grumos.

- Deja que la preparación se cocine entre 20 y 30 minutos.

- Remueve sin parar para impedir que la avena se agarre al fondo aunque el fuego esté bajo.

- Pasado este tiempo, aparta la olla del fuego y ya puedes consumirla. Si su sabor te resulta desagradable, puedes utilizar un poco de miel o canela, pero evita los azúcares y otros edulcorantes.

- Si te sobra mucha cantidad de avena para ir al baño, puedes guardarla en la nevera. Cuando la necesites, solo tendrás que calentarla y añadir un poco más de líquido.

Otros alimentos como la avena para ir al baño

Además de los beneficios de la avena para ir al baño, puedes combinarla con otros alimentos para potenciar sus efectos. Aquí te mostramos algunos de los más efectivos que podrás incluso mezclar con tu plato de avena. ¡Te encantará!

1. Manzana

Las manzanas también son ricas en fibra soluble e insoluble, y le aportarán un dulzor extra a la avena. De este modo, se ablandarán las heces y disminuirá el tiempo de tránsito intestinal, aumentando así la cantidad de bacterias beneficiosas para el organismo. Pon unas láminas de manzana en tu plato de avena para ir al baño, pues la combinación de sabores es exquisita.

2. Higos

Los higos tiene un gran efecto laxante, por lo que encajarán a la perfección con la avena. De hecho, acelerarán el movimiento de los intestinos para conseguir que vayas al baño de inmediato.

3. Semillas de chía 

Otro alimento rico en fibra insoluble y soluble son las semillas de chía, por lo que también es un ingrediente repleto de beneficios. Por ejemplo, contribuye a ablandar las heces y estimular la evacuación, y se pueden combinar con casi cualquier plato o zumo. Incluso puedes tomar avena para ir al baño con semillas de chía.

4. Yogur

Por último, y aunque el yogur no contiene fibra, sí posee gran cantidad de probióticos. Estos microorganismos son unas bacterias muy beneficiosas para realizar la digestión y procesar los alimentos y sus nutrientes. Por lo tanto, te irá de maravilla para aliviar el estreñimiento.

Ahora que conoces los beneficios de la avena para ir al baño, no dudes en acudir a tu médico ante cualquier tipo de complicación o malestar.

También te puede interesar...