Las náuseas y los vómitos pueden ser más habituales de lo que uno cree. Suelen ser situaciones que no son nada agradables y pueden estar relacionadas con los mareos. Hay medicamentos, como la doxilamina (el único autorizado en España), que tratan específicamente ambos trastornos. Pero si no contamos con ellos, podemos optar por una serie de remedios naturales que nos pueden venir muy bien.

1. Comer jengibre

El jengibre es uno de los remedios naturales más habituales para tratar las náuseas y los vómitos. Sin ir más lejos, los médicos recomiendan el consumo de jengibre para evitar las náuseas durante el embarazo. También es muy efectivo en aquellas personas que tienen náuseas o vómitos por estar recibiendo un tratamiento de quimioterapia.

Por lo general, podemos tomar de 0,5 a 1,5 gramos de jengibre al día. No obstante, no es recomendable tomarlo si se tiene una presión arterial baja, niveles bajos de azúcar en la sangre o si se está tomando anticoagulantes.

2. El aroma de menta

Un estudio reciente demostró que un grupo de personas expuestas al aroma de menta experimentaron sensaciones de náuseas más bajas que otras que no olieron nada de menta. Pero no solo podemos tener en casa un inhalador de menta, también podemos tomar una taza de té de menta para reducir las náuseas y los vómitos.

3. Los aceites esenciales

Los aceites esenciales de menta o pomelo pueden ayudar a eliminar las náuseas y los vómitos. Podemos poner unas gotas en un pañuelo, acercarlo a la nariz, inhalar y exhalar luego por la boca hasta que las náuseas disminuyan. La combinación de aceites esenciales y respiración profunda puede ser un remedio natural muy eficaz.

4. El limón

Los olores cítricos, como por ejemplo los de un limón recién cortado, pueden ayudar a reducir las náuseas y los vómitos. Cortar un limón o simplemente raspar su cáscara puede funcionar, ya que libera aceites esenciales en el aire que son beneficiosos para eliminar estas sensaciones tan desagradables.

También se puede beber un vaso de agua al que le hayamos agregado el jugo de unos limones exprimidos. Para darle sabor a la limonada, le podemos agregar un poco de miel. Las vitaminas y los minerales que posee el limón actúan como un obstáculo frente al vómito y son capaces de detenerlo.

5. El zumo de naranja natural

Las vitaminas y minerales que contiene un zumo de naranja natural casero pueden reponer los nutrientes que el cuerpo ha perdido con los vómitos. Además, también elevan la presión arterial para que no se desequilibre. Otra opción es comer las naranjas tal cual o agregarlas en algún postre o ensalada. El sabor cítrico de la fruta ayuda a evitar las sensación de náuseas y vómitos.

6. Las especias

Hay diversas especias que pueden ayudar a eliminar las náuseas y los vómitos. Una de ellas es el polvo de hinojo, especialmente recomendada para eliminar náuseas durante el embarazo. Podemos preparar, por ejemplo, una taza de té de hinojo o incluso masticarlo. Otra es la canela, también ideal para reducir los problemas de náuseas y vómitos en las mujeres embarazadas.

También es efectivo el extracto de comino que, además de eliminar los vómitos y las náuseas, también puede ayudar con los dolores abdominales y el estreñimiento. El clavo es otra especia que ayuda en este sentido. No en vano, contiene eugenol, un compuesto que posee propiedades antibacterianas. Se puede hacer un té de clavo agregando una cucharada de esta especia en una taza de agua hirviendo.

7. El té de hierbas

Un té de hierbas puede ser una muy buena solución para eliminar vómitos y náuseas. Podemos mezclar una cucharadita de manzanilla, una cucharadita de menta, otra de hierba gatera, albahaca, dos semillas de hinojo trituradas y una cucharadita de mejorana. Todo esto se vierte en una taza de agua hirviendo y se deja actuar unos 10 minutos. Al día se pueden beber unas tres tazas.

Esta mezcla contiene hierbas carminativas que ayudan a la digestión y también hierbas antiespasmódicas que disminuyen los espasmos musculares.

8. Azúcar y agua salada

Beber una mezcla de azúcar y agua salada puede provocar que en nuestro cuerpo se equilibren los niveles de sales (sodio, potasio, etc.) que se pierden con las náuseas y el vómito. Esta solución no permitirá que el cuerpo se deshidrate y evitará que la sensación de vómito nos pueda regresar.

9. La acupuntura y la acupresión

La acupuntura es una técnica que consiste en insertar agujas largas y delgadas en la piel para estimular ciertos nervios del cuerpo. Estos nervios envían luego señales al cerebro para liberar hormonas que reduzcan la sensación de náuseas y vómitos.

En la acupresión, por su parte, se aplica una presión física sobre ciertos puntos del cuerpo. Un estudio reciente sugiere que la acupresión en la muñeca puede eliminar las náuseas y los vómitos.

10. Comer galletas saladas

Si las náuseas o los vómitos vienen por un malestar estomacal, podemos comer un par de galletas saladas. Las galletas son uno de los remedios caseros más eficaces para eliminar las náuseas matutinas y los vómitos. Además, son capaces de aumentar el nivel de azúcar en sangre, lo que ayudará a sentirnos mejor y evitar estas sensaciones.

Cualquiera de los 10 remedios naturales anteriores pueden ayudar a eliminar los vómitos y las náuseas. Algunos remedios serán más efectivos que otros según cada persona, por lo que podemos ir probando para ver cuál nos puede beneficiar más en un determinado momento.

También te puede interesar...