Uno de los ingredientes más perjudiciales de los cigarrillos es la nicotina. Un químico adictivo que adquiere un tono rojizo al reaccionar con el oxígeno. La nicotina, además de afectar a los pulmones, produce con el tiempo manchas en los dientes que afean y atacan el esmalte. Afortunadamente, estas manchas se pueden eliminar. Pero, ¿cómo quitar las manchas de tabaco en los dientes? Existen diferentes remedios caseros y tratamientos profesionales que te mostramos a continuación. 

Los remedios naturales

Los remedios caseros y naturales funcionan muy bien si las manchas de nicotina no son demasiado profundas. No obstante, hay que prestar especial cuidado a la hora de aplicarnos un remedio de este tipo, ya que podemos dañar el esmalte. Dejarnos asesorar por un profesional será siempre la mejor solución.

1. Bicarbonato sódico

El bicarbonato para los dientes es un producto muy socorrido para tratar de eliminar las manchas de nicotina. Aquí lo que haremos será verter dos cucharadas de bicarbonato sódico en un bol junto a dos cucharadas de limón y dos de sal marina. A esta mezcla, le vamos añadiendo agua poco a poco hasta crear una mezcla sólida parecida a una pasta de dientes.

Una vez obtengamos esta pasta, la aplicamos en los dientes como si los limpiáramos con ella. No obstante, no es un remedio para usar con frecuencia. El exceso de bicarbonato sódico puede dañar el esmalte de los dientes.

2. Agua oxigenada

El agua oxigenada de 10 volúmenes como máximo funciona como un agente blanqueador de los dientes. La podemos utilizar justo después de cepillarnos los dientes como si de un enjuague bucal se tratara.

Otra opción es verter un poco de agua oxigenada en un vaso. Sumergimos en el vaso un bastoncillo de los oídos y frotamos con él la superficie de los dientes. Poco a poco, estos irán adquiriendo un color más blanco. Este remedio es preferible aplicarlo solo una vez a la semana, ya que el agua oxigenada puede dañar el esmalte de los dientes.

3. Limón como blanqueador natural

El limón es un agente blanqueador natural que puede penetrar en el esmalte de los dientes. En este caso, lo que tenemos que hacer es exprimir el jugo de un limón y mezclarlo con agua. A continuación, nos enjuagamos la boca con la mezcla. Y, una vez hecho esto, cerramos los poros del esmalte enjuagando la boca con agua fría.

Es preferible hacer esto cada noche para blanquear los dientes. Además es recomendable no fumar durante al menos 3 horas después de enjuagarnos los dientes con limón.

4. Cáscara de naranja

La cáscara de naranja es uno de los remedios más populares para tratar de blanquear dientes amarillos. Solo tenemos que frotar los dientes de forma suave con la parte interior de la cáscara. Esta zona de la naranja aclara los dientes y elimina de forma progresiva la suciedad y las manchas que se acumulan en el esmalte.

5. Polvo de cúrcuma

El polvo de cúrcuma es una hierba que posee propiedades antibacterianas. Un producto que también se puede utilizar como remedio para blanquear los dientes amarillos. El procedimiento es muy sencillo, ya que podemos lavarnos los dientes todas las noches con cúrcuma en polvo.

Es preferible utilizar la cúrcuma en polvo de noche y justo antes de acostarnos. No en vano, la cúrcuma manchará la lengua durante unos minutos después del cepillado.

6. Limpiar los dientes con fresas

Las fresas contienen enzimas málicas que pueden penetrar en el esmalte de los dientes y eliminar las manchas de la nicotina. Para esto, debemos triturar unas fresas y mezclarlas con bicarbonato de sodio. Con esta mezcla, nos cepillamos los dientes cada noche justo antes de acostarnos y sin fumar después.

Tal y como vemos, hay diferentes remedios tanto profesionales como caseros para blanquear dientes amarillos por culpa de las manchas de nicotina.

Remedios profesionales

A veces, las manchas de nicotina son profundas o muy numerosas. En estos casos, lo mejor es acudir a un especialista para que nos haga una limpieza dental más profunda. Por lo general, con una limpieza de este tipo bastará. De lo contrario, habrá que probar con otros métodos.

1. Geles blanqueadores

Los geles blanqueadores dentales son mucho más efectivos que los remedios naturales. Cuando se aplican sobre los dientes, pueden penetrar a través de los poros del esmalte para eliminar todas las manchas de la nicotina o la cafeína. Además, su uso no expondrá el esmalte de los dientes a la erosión.

Kit de blanqueamiento dental

Si acudimos al dentista para que nos aplique un gel blanqueador dental, el procedimiento no irá más allá de una hora. Los resultados son instantáneos y vamos a poder disfrutar de dientes muy blancos durante un año aproximadamente.

2. Carillas dentales

Las carillas dentales son una excelente opción para casos extremos. El tabaco puede provocar varios problemas de caries que debilitan los dientes. Si el fumador lleva muchos años sin una limpieza profunda de los dientes, es probable que requiera de unas carillas dentales para eliminar las manchas de nicotina.

Las carillas dentales son como pequeñas tapas hechas de porcelana que cubren la parte frontal de los dientes. Para que las carillas se ajusten, se retira una capa del esmalte y se reemplaza con las carillas. La porcelana es un material que no daña las encías y no causa molestias a los tejidos dentales. Además, las carillas de calidad son resistentes a las manchas de la nicotina.