Sí, los españoles somos muy cafeteros: 6 de cada 10 no renunciamos a nuestro café y no lo cambiaríamos por ninguna otra bebida y tomamos de media 14 cafés a la semana, o lo que es lo mismo: 728 cafés al año. El café más consumido por los españoles es el café con leche, endulzado con azúcar blanco y en taza mediana.

Las cafeteras de cápsulas Nespresso son atractivas y fáciles de usar. Pero si has notado que tu cafetera Nespresso no funciona como al principio, el café sale aguado o sin espuma, o peor todavía, sale con un sabor extraño, son los síntomas de que tu máquina de café necesita de manera urgente una limpieza a fondo.

En ese caso, no bastará con lavarla con agua ni tampoco recomendamos usar jabón de lavar los platos, pues el aroma y gusto del café podrían verse alterados. Si quieres saber cómo limpiar cafeteras Nespresso de forma adecuada, sigue leyendo este artículo. ¡Vamos allá!

Cómo limpiar una cafetera Nespresso

1. En primer lugar, para limpiar una cafetera de este tipo necesitarás un producto especial para descalcificar una Nespresso. Esto es debido a que la cal y otros minerales que contiene el agua se acumulan en el sistema interno de las Nespresso, así como de todas las demás cafeteras, pudiendo causar un fallo en el funcionamiento de la máquina.

2. Por ello, Nespresso cuenta con un kit propio diseñado para la limpieza y mantenimiento de sus cafeteras, aunque también puedes encontrar otros limpiadores de cafeteras. Incluso hay quienes recurren a productos naturales como el vinagre, pero debes saber cómo hacerlo para no estropear tu cafetera por utilizar estos productos.

Descalcificador Nespresso

3. Otro dato a tener en cuenta es que el método para limpiar una Nespresso es el mismo para cualquier modelo de cafetera, así que sea cual sea la tuya podrás seguir igualmente este procedimiento.

4. El primer paso para limpiar cafetera Nespresso será asegurarte de que has quitado la última cápsula usada, así como también vaciar el contenedor de cápsulas de tu cafetera Nespresso.

5. El siguiente paso será llenar el depósito de agua con al menos 500 ml de agua y añadir el contenido del kit de descalcificación.

6. Enciende tu máquina Nespresso y espera hasta que se apaguen las luces parpadeantes, señal de que la cafetera estará lista para limpiarla. A su vez, debes colocar un recipiente donde quepa, como mínimo, un litro de agua bajo el grifo o dispensador de café de tu Nespresso. Si fuera necesario, puedes retirar la bandeja de las tazas.

7. A continuación, mantén presionados a la vez el botón de la taza pequeña y el de la grande durante tres segundos. Entonces verás cómo empezarán a parpadear indicando que se ha activado el modo de descalcificación. Acto seguido, puedes apretar el botón de la taza grande para que empiece a circular el agua con limpiador por el interior de la cafetera y vaya saliendo por el grifo o dispensador.

8. Una vez que se haya vaciado casi todo el líquido del depósito, no todo o entrará aire en el circuito interno, vuelve a presionar el botón de la taza grande y rellena el depósito con el mismo agua. Repite el proceso y haz que vuelva a salir el agua con limpiador.

9. Por último, desecha la mezcla anterior y vuelve a rellenar el depósito con agua limpia para enjuagar la cafetera y conseguir que quede limpia por completo. Para ello, presiona de nuevo el botón de la taza grande para vaciar el depósito de tu cafetera y aclararla.

10. Para finalizar, vuelve a presionar ambos botones durante tres segundos para desactivar el modo de descalcificar una Nespresso. Cuando dejen de parpadear y mantengan la luz fija, tu máquina de café volverá a estar lista y limpia para utilizarla.

Mantenimiento de cafeteras Nespresso

Todos los aparatos eléctricos requieren de un mantenimiento básico para funcionar de manera óptima y que nos dure el máximo tiempo posible. Con las cafeteras Nespresso ocurre lo mismo, por eso te mostramos la mejor forma de mantenerlas en perfecto estado:

  1. Como dijimos al principio, el primer paso es revisar si se ha retirado la cápsula utilizada en la última preparación.

  2. A continuación, realiza una mezcla de vinagre blanco y agua y llena la carga de agua hasta arriba con ella.

  3. Coloca un recipiente en la zona por donde sale el café para recoger el agua.

  4. Para comenzar a limpiar la cafetera Nespresso, ponla en marcha y espera hasta que termine de salir la mezcla.

  5. Vuelve a repetir el proceso, como explicamos en el apartado anterior, hasta que se acabe el agua casi por completo.

  6. Desmonta la bandeja antigoteo y el depósito de cápsulas para lavarlos con jabón.

  7. Coloca de nuevo la bandeja y el depósito de cápsulas cuando estén bien secos.

  8. Con un paño y agua tibia, limpia el exterior de la cafetera sin usar productos que puedan dañarla.

  9. Por último, desinfecta el vaporizador sumergiéndolo en agua hirviendo y sécalo bien.

Descalcificar una Nespresso

Después de saber cómo limpiar cafetera Nespresso y cómo realizar un buen mantenimiento, nos queda saber cómo descalcificar una Nespresso. Es recomendable que lo hagas, por lo menos, dos veces al año, pues el agua contiene minúsculos residuos que pueden afectar el mecanismo de la cafetera. Presta atención a cómo hacerlo, es similar a los dos anteriores.

  1. Como siempre, comprueba que no haya quedado ninguna cápsula usada dentro.

  2. Después, coloca un recipiente en el área donde colocas las tazas para servir el café.

  3. A continuación, en el depósito del agua vierte agua mezclada con un producto descalcificante adecuado para este fin.

  4. Como te indicamos en el primer apartado, mantén pulsados a la vez los botones de taza grande y pequeña, así iniciarás la función para descalcificar cafeteras Nespresso.

  5. Ahora, pulsa solo el botón de la taza grande para que el líquido descalcificante circule por todo el sistema.

  6. Repite este procedimiento hasta que la cafetera nos indique que se ha descalcificado de manera eficiente.

  7. Desactiva esta función repitiendo el paso cuatro y rellena de nuevo con agua limpia.

  8. Para finalizar, pulsa el botón para servir una taza grande y que circule por todo el mecanismo hasta que se haya enjuagado. El resto puedes limpiarlo de forma habitual.

También te puede interesar...