Las zapatillas son el calzado que más se mancha, pues las usamos para hacer ejercicio, caminar, dar paseos… Este tipo de calzado nos acompaña a cualquier lugar al que vayamos, así que es inevitable que recojan mucha suciedad de la calle. Pero, ¿cómo limpiar zapatillas de forma correcta?

Sean de tela, de ante, blancas o de color, te mostramos la mejor forma de lavar las zapatillas en la lavadora sin miedo a estropearlas. No obstante, te recordamos que es un sistema de lavado no recomendado por muchos fabricantes. Toma nota, ¡comenzamos!

Cómo lavar zapatillas en la lavadora

Antes de meter las zapatillas en la lavadora, piensa si es lo más recomendable, ya que esta acción puede dañarlas. De hecho, no es el método más seguro para limpiar zapatillas. Además, según sus diferentes texturas y colores, la gran cantidad de agua que reciben en la lavadora y los movimientos del centrifugado pueden ser perjudiciales para ciertos materiales, como el ante.

No obstante, si ya están desgastadas o tienen una mancha muy difícil de sacar, puedes recurrir a este método cuando sea muy necesario. A continuación, te mostramos la mejor forma de lavar las zapatillas en la lavadora.

1. Lavar zapatillas deportivas en la lavadora

Este tipo de calzado es de los que más puede sufrir dentro de una lavadora, pues las suelas se pueden despegar, podría dañarse la superficie e incluso acabarían deformándose. Por eso, te recomendamos seguir estas precauciones para alargar al máximo la vida de tus zapatillas:

  1. Quitar los cordones es lo primero que tienes que hacer siempre. Anúdalos para que permanezcan juntos y mételos dentro de una bolsa para prendas delicadas, de lo contrario podrían atascar el desagüe.

  2. Extrae las plantillas si es posible y lávalas a mano o podrían deshacerse en la lavadora.

  3. Retira la suciedad superficial, como los restos de tierra, arena, barro y otras sustancias antes de meterlas en la lavadora. Intenta quitar todos estos restos con la ayuda de un cepillo frotando la suciedad con agua y jabón.

  4. No metas las zapatillas en el tambor de la lavadora, mejor hacerlo dentro de una bolsa de tela o malla para ropa delicada.

  5. Te recomendamos lavarlas solas con un programa corto, en agua fría y sin centrifugar, así habrá menos riesgo de que las zapatillas se estropeen.

  6. Sécalas en algún lugar aireado, pero nunca directamente al sol o cerca de algún aparato de calor. Y nunca, bajo ningún concepto, las metas en la secadora.

2. Limpiar zapatillas blancas en la lavadora

Hay que tener cuidado con los productos limpieza para zapatillas que utilices pues, en el caso de las zapatillas blancas, si usas lejía se tornarán amarillentas. Entonces, ¿cómo devolverles su blancura original? Sigue estos pasos para lavar zapatillas en la lavadora.

  1. Elabora una mezcla con una parte y media de detergente y una parte de bicarbonato sódico en un recipiente y remueve hasta que esté bien mezclado.

  2. Humedece las zapatillas con un pulverizador o un paño húmedo, pero no las mojes demasiado.

  3. Con un cepillo pequeño, moja en la mezcla de detergente y bicarbonato y frota las zapatillas con ella. Deja que haga efecto durante unos minutos.

  4. Acláralas y espolvorea polvos de talco sobre ellas para absorber la humedad.

  5. Por último, introdúcelas en la lavadora como te hemos indicado en el apartado anterior, pero no utilices productos limpieza para zapatillas inadecuados, solo el agua del lavado.

3. Lavar zapatillas de tela en la lavadora

Las zapatillas de tela se ensucian más que las de piel, pues se empapan y las manchas se ven más, sobre todo si son blancas. Para limpiar zapatillas de estas características, hazlo de la siguiente manera:

  1. Como en los casos anteriores, quita los cordones y las plantillas.

  2. Antes de meter las zapatillas en la lavadora, sumérgelas en agua fría o tibia con jabón y frótalas con un cepillo hasta que desaparezcan las manchas. Si están muy sucias, puedes utilizar una mezcla de bicarbonato, vinagre y agua oxigenada y frotar con energía.

  3. Después, lava las zapatillas en la lavadora siguiendo las precauciones de los apartados anteriores.

  4. Sigue las mismas instrucciones también para el sacado, pero rellena el interior con papel o un trapo para que no se deformen.

4. ¿Y para lavar las zapatillas de ante?

El ante o la gamuza es un material muy delicado y puede dañarse con la humedad, así que no es recomendable limpiar zapatillas de este material en la lavadora. Además, podrían perder su color o estropear el tejido. Ocurre lo mismo con las zapatillas de cuero, así que para estos casos, puedes utilizar un cepillo y lavarlas a mano.

5. Cómo lavar zapatillas de piel en la lavadora

Debes seguir las mismas indicaciones que te hemos indicado en el primer apartado. Y si tienen manchas, te recomendamos que intentes quitarla a mano para que no se extienda durante el lavado. Algunos trucos caseros para quitar las manchas de la piel son:

  • Manchas oscuras sobre zapatillas blancas: espolvorea con talco y deja toda la noche para que absorban la mancha. Al día siguiente, cepilla las zapatillas en seco. También puedes hacerlo con bicarbonato.

  • Manchas rebeldes: puedes probar frotando con una mezcla de vinagre y agua. Deja que las zapatillas se sequen al aire y ya puedes introducir las zapatillas en la lavadora.

Te recordamos no usar nunca agua caliente, pues tus zapatillas podrían encoger. Y tampoco utilices productos limpieza para zapatillas muy agresivos. Por último, a la hora de limpiar zapatillas, trátalas siempre como si fueran prendas delicadas para que no se deformen ni lleguen a romperse.

También te puede interesar...