Según la Clínica DermoMedic de Madrid, el 24% de la población española tiene la piel grasa. Este porcentaje es mayor en España que en otros países de Europa debido a la influencia del clima sobre la piel de las personas. La piel grasa se caracteriza por presentar poros abiertos y los puntos negros localizados en el eje medio del rostro o zona T, es decir la frente, la nariz y el mentón. 

La abundancia de grasa y la acumulación de piel muerta genera ese color negro tan característico en la superficie del acné. Descubre cómo extraer un punto negro profundo en casa de forma sencilla y efectiva con los siguientes trucos y remedios. ¡Comenzamos!

Cómo quitar un punto negro profundo

Es cierto que muchos dermatólogos no recomiendan extraer en casa los puntos negros, pero sabemos que es algo difícil de resistir. No obstante, existen trucos y remedios caseros, como una mascarilla para puntos negros, que acabarán con estas imperfecciones de forma rápida y segura. ¡No te pierdas ningún detalle!

1. Cremas faciales para quitar los puntos negros

Según las características de tu piel, el empleo de cremas fáciles específicas sin receta puede resultar de gran ayuda para prevenir o quitar los puntos negros profundos. Además, ayudan a limpiar tu cara haciendo una especie de exfoliación y deshaciéndose de la piel muerta.

Si optas por una de estas cremas, es imprescindible saber cuál adquirir según tu tipo de piel. De este modo, evitarás irritaciones severas o reacciones alérgicas. Presta atención a sus componentes, pues casi todas suelen incluir dos principalmente:

  • Ácido salicílico. Es un ingrediente muy bueno para la piel, pues evita las rojeces, irritaciones y sequedad. A pesar de que tarda un poco más en surtir efecto, es la mejor opción si quieres evitar reacciones adversas a la hora de quitar los puntos negros.

  • Peróxido de benzoílo. La función principal de las cremas con este componente es disolver la capa de grasa de la piel. Así, contribuye a desobstruirla para eliminar los puntos negros, blancos e incluso los poros. No obstante, aunque sea el remedio más efectivo, también es uno de los más agresivos, así que utiliza el peróxido de benzoílo con precaución y comprueba antes si tu piel reacciona a su aplicación.

Mascarilla para eliminar puntos negros

2. Vaselina y agua caliente para los puntos negros

Si ya no sabes qué probar para eliminar las impurezas de tu cutis, prueba este otro truco. Es muy efectivo para quitar los puntos negros difíciles de sacar, y solo necesitas los siguientes ingredientes:

  • Vaselina
  • Film transparente
  • Paños desechables
  • Toalla
  • Agua caliente

Elaboración:

  1. En primer lugar, aplica un poco de vaselina encima de los puntos negros con ayuda de un algodón.

  2. Después, corta un trozo de film transparente y ponlo encima de la vaselina de manera que cubras toda la zona a tratar.

  3. A continuación, pon el agua a calentar y, una vez tibia, moja la toalla para calentarla.

  4. Coloca la toalla mojada y templada encima del film y déjala actuar hasta que se enfríe del todo.

  5. Retira el plástico y envuelve tus dedos con los pañuelos desechables.

  6. Presiona con los dos dedos índices alrededor de la zona con puntos negros y ve retirando con el pañuelo los excesos. Presiona solo con las yemas de los dedos, nunca con las uñas.

  7. Para terminar, limpia muy bien todo el rostro con agua fría para cerrar los poros y usa tu crema hidratante habitual. Esto es muy importante para que no queden agujeros al quitar los puntos negros.

3. Mascarilla para puntos negros con clara de huevo

La proteína concentrada de ciertos alimentos puede contribuir a combatir ciertos problemas de la piel gracias a su función antibacteriana. Esto es lo que ocurre con el siguiente remedio, una fabulosa mascarilla para puntos negros difíciles de extraer. Para prepararla, solo tienes que seguir estas instrucciones:

  1. Coge un huevo y separa la yema de la clara. Procura que no quede ningún rastro de una en la otra.

  2. A continuación, aplica la clara sobre el rostro con ayuda de un algodón o toalla limpia y seca dando ligeros toques.

  3. Deja actuar hasta que la clara se seque por completo y repite el mismo procedimiento 5 veces. Deja secar tu piel entre cada aplicación.

  4. Después, enjuaga la mascarilla para puntos negros con abundante agua tibia y seca el cutis dando ligeros toques. Recuerda que nunca debes secar tu cara arrastrando la toalla.

  5. Para concluir, utiliza tu crema hidratante habitual al terminar de quitar los puntos negros.

Este remedio también es ideal para eliminar los puntos negros profundos de la espalda, pues en esta zona suelen doler. Además, te interesa retirarlos con esta mascarilla porque, al no tener que apretar, no dejarás rojeces.

4. Cómo quitar los puntos negros con miel caliente

Por último, te mostramos uno de los métodos más populares para quitar los puntos negros: la miel. Este ingrediente tiene un sinfín de propiedades antisépticas y antibacterianas, por lo que es ideal para tratar y prevenir ciertas infecciones de la piel. Para saber cómo hacerlo, sigue estos pasos:

  1. En primer lugar, coloca dos cucharadas de miel en un cazo.

  2. Lleva el cazo a fuego lento para derretir la miel. Cuando esté tibia al tacto, sin que llegues a quemarte, apaga el fuego y deja enfriar un poco antes de aplicarla sobre la piel para evitar quemaduras.

  3. Después, moja un trozo de algodón en la miel y aplica sobre los puntos negros mediante suaves toques.

  4. Para finalizar, deja que la miel se seque durante 10 minutos y retira despegando. Si está muy suave, puedes lavar la cara con agua tibia y secarla con suaves toques como te hemos explicado.

Estos remedios para quitar los puntos negros son realmente efectivos, así que no esperes más para probarlos. ¡Te sorprenderán los resultados!

También te puede interesar...