Según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), las telangiectasias, más conocidas como venitas rojas, suelen aparecer en aquellas personas que sufren una afección dermatológica denominada cuperosis. Este problema también puede conllevar la aparición de rojeces, así como irritaciones en el cutis.

Estas arañitas rojas en la cara, suelen estar provocadas por cambios bruscos de temperatura o una reacción a algún cosmético. Pero en el caso de la cuperosis, esta afección se muestra muy a menudo en un individuo. A continuación, te mostramos unos remedios caseros para las venitas rojas en la cara y todo lo que debes saber al respecto. ¡Vamos allá!

¿Por qué aparecen las venitas rojas en la cara?

La cuperosis no suele ser un problema grave, pero resulta antiestético, sobre todo, para las personas con la piel pálida y sensible. Además, son las más afectadas. Las venitas rojas en la cara, rosas o moradas suelen aparecer en el cuello, los pómulos, el mentón o las aletas de la nariz, es decir, en las zonas más sensibles del rostro.

Las telangiectasias son inofensivas, no obstante, podrían ser un indicio de que algo no va bien en nuestro organismo. Estas venitas rojas en la cara aparecen como consecuencia de la vasodilatación de los capilares faciales. Es más común en mujeres que en hombres, pero puede afectar a ambos sexos por igual. Algunos motivos por los que puede aparecer la cuperosis son:

  • Hipertensión.
  • Envejecimiento.
  • Genética.
  • Desajustes hormonales.
  • Cambios bruscos de temperatura.
  • Consumo de alcohol y tabaco.

A parte de estas causas, las venitas rojas en la cara también pueden aparecer como consecuencia de enfermedades como el síndrome de Bloom, la ataxia-telangiectasia o el síndrome de Osler Weber Rendu, entre otros.

Remedios caseros para las venitas rojas en la cara

1. Caléndula

Existen muchos ingredientes naturales y remedios caseros para las venitas rojas en la cara que ayudan a disminuirlas gracias a sus propiedades. Sin embargo, por muy milagrosos que sean estos productos, quizás no puedan eliminar las telangiectasias más marcadas y antiguas.

Sin embargo, puedes atenuarlas de forma notable con productos naturales, como por ejemplo la caléndula. Esta planta tiene propiedades antisépticas, cicatrizantes y antiinflamatorias que contribuyen a estimular la circulación para que fluya y regenere el tejido dañado.

Para utilizar este remedio, puedes optar por el jabón natural de caléndula, o bien por el aceite de caléndula. Si te decantas por el primero, debes realizar una limpieza facial con este jabón y agua. Masajea la piel con suavidad realizando círculos y sin frotar demasiado. Por último, enjuaga con agua tibia en abundancia.

Si decides utilizar el aceite de caléndula, aplica unas gotas en tus dedos y masajea haciendo suaves círculos por las zonas afectadas. Deja que actúe durante toda la noche y enjuaga con agua tibia a la mañana siguiente.

2. Ajo crudo

Otro de los remedios caseros para las venitas rojas en la cara es el ajo crudo. Este alimento es ideal para estimular la circulación sanguínea y combatir las arañas vasculares del rostro. Y es que, además de tener propiedades antiinflamatorias es antioxidante, de manera que combate los radicales libres evitando así el envejecimiento prematuro de la piel.

Los bioflavonoides presentes en el ajo fortalecerán las paredes de los vasos sanguíneos para que no se rompan tan fácilmente. Para utilizar este remedio contra la cuperosis, solo tienes que machacar un diente de ajo crudo y mezclarlo con un yogur natural no azucarado. Aplica la mezcla dando un suave masaje sobre el rostro, deja actuar 10 minutos y retira con agua abundante.

3. Agua de rosas

El agua de rosas es antioxidante y contiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. Por lo tanto, nos ayudará a proteger el cutis de los agentes externos nocivos y regenerará los tejidos dañados. Además, también contribuirá a eliminar otros síntomas de la cuperosis, como las irritaciones y la rosácea.

Para utilizar este producto, lo primero que tienes que hacer es preparar tu agua de rosas natural. Una vez preparada, moja un algodón en esta agua y aplícalo por el rostro con suaves y rápidos toques y deja que la piel absorba el agua. No te recomendamos que frotes el algodón contra el cutis.

4. Infusión de manzanilla

La manzanilla también puede atenuar las venitas rojas en la cara, incluso hacerlas desaparecer con un poco de paciencia y constancia. Y es que esta planta contiene propiedades tonificantes y antiinflamatorias perfectas para limpiar el rostro. Además, te ayudará contra la irritación, así que presta atención a cómo tratar la cuperosis con este método.

En primer lugar, elabora una infusión de manzanilla de forma habitual y deja que se enfríe. Después, empapa un algodón con este líquido y extiéndelo por todo el rostro. Hazlo dando pequeños toques con el algodón, pero recuerda no frotarlo contra tu piel. Pon especial hincapié en las zonas más afectadas por la cuperosis.

Deja la manzanilla unos minutos hasta que sea absorbida por tu piel y lávate muy bien después el rostro con agua y un jabón neutro. Puedes utilizar este remedio tan inofensivo hasta dos veces al día.

5. Mascarilla de leche y miel

El último de los remedios caseros para las venitas rojas en la cara consiste en una mezcla de leche y miel. Por un lado, la leche contribuye a la eliminación de células muertas gracias al ácido láctico, que mejora y suaviza la piel. Por otro lado, la miel y sus propiedades hidratantes y antiinflamatorias son perfectas para calmar los síntomas de la cuperosis y disminuir las venitas rojas en la cara.

Para ello, calienta un vaso de leche y agrega tres cucharadas de harina. Cuando se disuelva, añade una cucharada de aceite de oliva y otra de miel y remueve hasta conseguir una pasta homogénea. Entonces, extiende la mascarilla por el cutis y déjala actuar unos 15 minutos. Enjuaga con abundante agua tibia y repite dos o tres veces por semana para conseguir unos óptimos resultados.

También te puede interesar...