Según asegura la Asociación Española de Pediatría, los piojos afectan aproximadamente al 5-15% de la población infantil en España, aunque en ocasiones el porcentaje puede superar el 25%. Los niños de edades comprendidas entre tres y diez años son los más infestados, independientemente de la longitud del pelo o nivel socioeconómico de las familias, al contrario de la mayor parte de creencias populares.

Los piojos son pequeños insectos que viven en las cabezas de las personas y se alimentan de la sangre humana. Los piojos adultos pueden llegar a medir entre dos y tres milímetros de largo y ponen sus huevos en el cuero cabelludo. No obstante, también pueden aparecer piojos en el vello púbico, las pestañas y las cejas, aunque lo más habitual es encontrarlos en la cabeza.

A medida que los piojos van poniendo sus huevos, la infección puede crecer rápidamente. Si solo se matan los piojos pero se dejan los huevos, no habremos conseguido nada. Afortunadamente, además de los tratamientos médicos hay una serie de remedios caseros que podemos poner en práctica para acabar con los piojos.

Cómo saber si tienes piojos

Los síntomas de la presencia de piojos son la picazón intensa, una sensación de cosquilleo por el movimiento del cabello y la presencia de pequeñas protuberancias rojas en el cuero cabelludo, el cuello y los hombros.

El contagio de piojos puede venir por el contacto corporal o entre cabezas, la proximidad de las pertenencias, el contacto sexual, el contacto con muebles contaminados o los artículos compartidos entre amigos y familiares.

Cómo eliminar los piojos

Hay una serie de remedios caseros que podemos preparar para tratar de acabar con los piojos en adultos y en niños.

1. Los aceites esenciales

Hay varios aceites esenciales que son efectivos para el tratamiento de piojos. Los aceites de lavanda, clavo, eucalipto, anís, canela, tomillo rojo, menta, coco, árbol del té y nuez moscada son los más recomendados en estos casos.

Hay que mezclar dos pequeñas cucharadas de aceite de oliva con 15-20 gotas de cualquiera de estos aceites esenciales. La mezcla se aplica sobre el cuero cabelludo con algodón y se deja que actúe toda la noche o al menos unas 12 horas. Por la mañana, nos lavamos el pelo con champú, se enjuaga y se repite el mismo proceso esa noche.

Otra posibilidad es mezclar las 15-20 gotas de aceite esencial con alcohol y frotar sobre el cuero cabelludo. La mezcla también se deja que actúe sobre el pelo unas 12 horas y se lava al día siguiente.

2. El vinagre blanco o de manzana

Eliminar piojos con vinagre blanco o de manzana es muy sencillo. Solo debemos impregnar toda la cabeza con el vinagre, especialmente en la zona de la nuca y detrás de las orejas, masajeando bien por todo el cuero cabelludo sin dejar ni una sola parte sin aplicar el vinagre.

Una vez aplicado, nos ponemos un gorro de ducha y dejamos que el vinagre actúe durante unas cuatro horas. Después, nos lavamos el pelo con normalidad y se pasa una lendrera o peine para piojos para eliminar los restos. No obstante, lo más recomendable es aplicar el vinagre por la noche para que actúe hasta el día siguiente.

3. El spray de citronela

La citronela es una planta muy aromática cuyo olor recuerda al del limón. Se suele utilizar en muchas ocasiones como repelente de insectos, incluidos los piojos. En este caso, lo que haremos será un preparado de citronela para acabar con los piojos en adultos.

Para este preparado, necesitaremos 350 mililitros de alcohol, 350 mililitros de agua, 150 mililitros de glicerina líquida y 150 mililitros de aceite de citronela. Se mezclan todos los ingredientes y se dejan macerar durante unas horas para que emulsionen bien. La mezcla resultante se debe aplicar a diario en el cabello y en la raíz dejándola actuar durante unos cinco minutos.

4. El ajo

El ajo es un ingrediente muy adecuado para el tratamiento de piojos. Lo que debemos hacer es triturar una cabeza de ajo, mezclarlo bien con un litro de agua y ponerlo a hervir. Una vez que el ajo haya hervido, se deja en reposo y se cuela. Luego se aplica en forma de infusión sobre el cuero cabelludo, nos ponemos un gorro de ducha y dejamos que actúe toda la noche.

Al día siguiente, hay que lavar bien para retirar la mezcla y el posible olor a ajo que pueda quedar. Es una solución muy efectiva que podemos repetir varias veces si es necesario.

5. La mayonesa

La mayonesa es otro producto que, aplicándola por todo el cabello, especialmente si este es corto, puede ser un buen remedio para acabar con los piojos. Lo ideal es frotar bien todo el cuero cabelludo con la mayonesa cubriendo así toda la cabeza.

Tras aplicar la mayonesa, hay que cubrir la cabeza con un gorro de ducha y dejarlo actuar durante unas horas o toda la noche para que haga efecto. Al día siguiente, nos lavamos bien el pelo retirando la mayonesa. Al ser un producto espeso, la mayonesa lo que hace es asfixiar a los piojos. Es por eso por lo que hay que cubrir bien todo el cabello.

Consejos caseros para evitar el regreso de los piojos

Una vez eliminados los piojos con los remedios caseros anteriores, hay que evitar que vuelvan a aparecer estos insectos. Una primera opción a tener en cuenta será hervir el peine en agua cada vez que lo utilicemos.

Además, si alguien ha tenido piojos en casa habrá que lavar con agua muy caliente toda la ropa, las sábanas, las toallas o cualquier otro tejido que haya estado en contacto con la persona infectada.

Por último, es muy importante lavar cada cierto tiempo el pelo con alguno de los aceites esenciales anteriores. De esta forma, se podrá prevenir que los piojos vuelvan a aparecer.

También te puede interesar...