¿Alguna vez has tenido la sensación de que pierdes la sensibilidad y sientes un ligero hormigueo en las manos? Parestesia es el nombre con el que se conocen esas sensaciones punzantes, hormigueo, picor, entumecimiento o quemazón.

Por lo general, no tenemos por qué alarmarnos si de repente se me duermen las manos o cualquier otra zona del cuerpo. La mayoría de las veces ocurre cuando presionamos un nervio sensitivo durante un periodo de tiempo. Pero hay más razones, y en este post te mostramos las más destacadas para que prestes atención a tu salud.

Causas por las que se me duermen las manos

Probablemente, más de una mañana te habrás levantado con un ligero hormigueo en alguno de tus brazos por haber dormido sobre él sin darte cuenta. No obstante, al rato de despertar el entumecimiento desaparece sin más. A este tipo de hormigueo se le conoce como parestesia temporal o transitoria. Pese a ser una afección bastante común, si te sucede con frecuencia debes tener cuidado. Podrías estar frente a un caso de parestesia crónica, o lo que es lo mismo, un síntoma de algún desorden neurálgico o una lesión nerviosa.

Según un estudio realizado en 1946 por la Universidad de Oxford, tras uno o dos minutos de presión y si se prolonga hasta tres o cuatro minutos, existe una primera etapa dentro de la parestesia llamada 'hormigueo de comprensión'. Pasados diez minutos, comienza la segunda etapa o 'suave adormecimiento'. Esta sensación continuará mientras se mantenga la presión sobre el nervio y la irrigación sanguínea. Por último, la 'liberación del pinchazo' es la tercera etapa de la parestesia y se describe como 'alfileres y agujas'.

Esta última etapa es la más dolorosa de las tres. Pero en cualquier caso, cuando la parestesia persiste y se convierte en crónica, debes visitar a un especialista y determinar la causa exacta. Una vez encontrada, solo se debe tratar y el adormecimiento dejará de ocurrir. Las principales causas del hormigueo en los dedos de las manos, así como en otras zonas del cuerpo, son las siguientes:

1. Migraña

Alrededor del 15% de las personas que padecen migraña sufren este cosquilleo en la cara y un 13% lo siente en brazos o piernas. En ocasiones el dolor es tan fuerte que el paciente pierde la movilidad del área afectada. Es conveniente hacer cambios drásticos en tu estilo de vida. Cambia tu dieta, toma tiempo para descansar y practica acupresura, meditación o yoga.

2. Síndrome del túnel carpiano

Es la principal causa del hormigueo en las manos y es bastante común en personas cuyas actividades están relacionadas con un trabajo monótono y repetitivo con las manos, como por ejemplo programadores, escritores, sastres o músicos.

Los constantes movimientos repetitivos de los dedos hacen que los ligamentos pasen por el estrecho canal del túnel, el cual tiende a inflamarse. Cuando el nervio queda atrapado en el estrecho túnel de la muñeca se produce el hormigueo en las manos.

3. Los ictus o accidentes cerebrovasculares

Son con diferencia la causa más peligrosa que puede provocar el hormigueo en los dedos de las manos. Si se me duermen las manos junto con una perturbación en las extremidades inferiores, trastornos del habla y la visión, confusión y dolor de cabeza, hay que actuar rápido. Llama a una ambulancia o acude a un centro de urgencias, tu vida puede estar en peligro.

4. Alteraciones en la circulación sanguínea

¡Se me duermen las manos!, es una expresión que podría significar que necesitas un cambio de vida enseguida. Es más común en los miembros inferiores, pero también puede afectar a los brazos y las manos.

Algunas enfermedades, como la aterosclerosis, es una de las más comunes que generan hormigueo en las manos y brazos. Mantén una dieta sana y equilibrada para mejorar el riego sanguíneo, incrementa tu actividad física, reduce el estrés y elimina el tabaco y el alcohol.

5. Neuropatía diabética

Si los niveles de azúcar en la sangre están altos de forma constante, los nervios comienzan a sufrir lesiones, generando así hormigueo en las manos, ardor o dolor profundo en las piernas y, sobre todo, en los pies.

Alrededor del 50% de los pacientes con diabetes llegan a desarrollar la neuropatía en algún momento. Si realizas cambios en tu estilo de vida, también puedes obtener grandes resultados. En cuanto a los tratamientos alternativos, puedes optar por los suplementos y la meditación guiada.

6. Codo de tenista

Al igual que ocurre con el túnel carpiano, el codo de tenista o epicondilitis lo sufren más las personas cuyas actividades les hacen usar el codo de manera repetitiva. Se trata de una inflamación o lesión en el tendón que puede producir hormigueo en los dedos de la mano o el brazo entero.

7. Osteocondrosis cervical

Las personas que tienen una perturbación en la columna cervical que causa la compresión de un nervio y la interrupción del flujo sanguíneo, puede ocasionar hormigueo en las manos, dolores de cabeza problemas de coordinación. Supervisa tu postura y haz yoga para mejorarla, alinear tu columna y sentirte bien en general.

8. Neuralgia del plexo braquial

El plexo braquial es la red de nervios que se encarga de enviar señales desde la médula espinal hasta el hombro, el brazo y la mano. La neuralgia es una inflamación del tejido circundante que puede ocasionar un fuerte dolor seguido de un entumecimiento de las manos.

Mantener en movimiento la zona afectada es muy recomendable, así como la fisioterapia, el yoga o cualquier ejercicio que te ayude a ampliar el rango de movimiento.

9. Esclerosis múltiple

La destrucción de las membranas cerebrales y nerviosas de la médula espinal interrumpe el paso de los impulsos nerviosos, lo que genera una reducción de la sensibilidad y la sensación de adormecimiento y hormigueo en las manos.