Las hemorroides consisten en una inflamación de las venas o los tejidos que sostienen la zona anorrectal. Las causas de las hemorroides externas pueden ser variadas, desde los esfuerzos realizados por el estreñimiento, hasta el embarazo o la genética.

Son consideradas formaciones normales del organismo y suelen ser asintomáticas, pero, si la presión en la zona es excesiva, la superficie de las hemorroides se ve afectada y aparecen síntomas que varían según el tipo de hemorroide. Te contamos cómo desinflamar las hemorroides externas rapidamente y de manera eficaz.

Consejos para aliviar las hemorroides externas

Las hemorroides externas se manifiestan a través de pequeños bultos que provocan picor y dolor cuando se trombosan, llegando a sangrar cuando se ulceran. Son las más fáciles de detectar y también de curar y su tratamiento suele ir acompañado de medidas higiénicas y alimentarias, así como del uso de la medicina natural y ciertos productos farmacológicos.

Estos son algunos consejos que puedes seguir para evitar el estreñimiento y mantener una buena regulación del intestino:

  • Bebe mucha agua y toma alimentos ricos en fibra, como los cereales y el pan integral, mucha fruta y verdura.
  • Evita la vida sedentaria, realiza ejercicio físico a diario y pierde algún kilo si sufres de sobrepeso.
  • Toma suplementos de fibra para regular el intestino y conseguir ablandar las heces.
  • Realiza baños de asiento de agua templada mezclada con infusiones de plantas medicinales como la vid roja, el hamamelis, Ginkgo biloba o ciprés.
  • Evita el uso del papel higiénico tras las deposiciones, mejor utiliza agua o toallitas sin alcohol.
  • Utiliza cremas a base de corticoides y anestésicos locales.
  • Puedes tomar algún analgésico o antiinflamatorio natural para aliviar el dolor.
  • Usa complementos elaborados a base de biflavonoides para mejorar la circulación y el tono venoso.
  • Bebe infusiones de manzanilla, castaño de indias o arándanos para favorecer la circulación.
  • Limpia la zona con jabones que no irriten y utiliza esponjas naturales.
  • Puedes aplicar hielo en la zona para aliviar el picor, el dolor y la inflamación.

Cómo prevenir las hemorroides externas

Las hemorroides externas pueden llegar a ser muy dolorosas y suelen estar generadas por los siguientes motivos:

  • Permanecer muchas horas sentado.
  • Tensión excesiva durante la defecación.
  • Diarrea crónica.
  • Falta de higiene.
  • Prolongar el tiempo sentado en el WC.
  • Tomar alimentos muy picantes o salados.
  • Estreñimiento prolongado.

Si estás muchas horas sentado por tu trabajo, intenta levantarte cada cierto tiempo y realiza actividad física cuando te sea posible. Esto ayudará a prevenir las hemorroides, así como evitar leer o ver el móvil mientras estamos sentados en el WC, pues tardaremos más tiempo de lo habitual. Esta es una de las causas de hemorroides más comunes.

Debes evitar tanto el estreñimiento como la diarrea, pues no son buenos en absoluto. Para evitar la diarrea puedes probar el kuzu, ya que combate la acidez, promueve las bacterias digestivas beneficiosas, desinflama el intestino y ayuda a cortar las diarreas.

Y en el caso del estreñimiento, intenta consumir alimentos ricos en fibra y evita el consumo de harinas blancas y lácteos.

Para evitar la aparición de las hemorroides externas es muy importante que disminuyas el consumo de café, picante y sal y mantén siempre limpia esa zona. También es recomendable tomar alimentos como el ajo, que es un potente antiinflamatorio natural.

Remedios caseros para combatir las hemorroides

Si quieres desinflamar las hemorroides externas utilizando un antiinflamatorio natural en lugar de una pomada con gran cantidad de componentes químicos innecesarios, presta atención a estos remedios caseros que las eliminarán de inmediato.

  1. Ajo. Es un antiinflamatorio natural muy efectivo y es bueno para limpiar los intestinos así como para aliviar las hemorroides. Para ello, hierve 5 dientes de ajo durante 10 minutos, machácalos y déjalos enfriar. Con este puré elabora una cataplasma para aplicarla en la parte exterior del ano. También puedes introducirlo entero en el recto como si fuese un supositorio con ayuda de un poco de lubricante o aceite de coco y dejarlo toda la noche. Después saldrá con el movimiento del intestino y puedes hacerlo hasta tres veces por semana.
  2. Aloe vera. Para utilizar esta planta debes obtener su pulpa o gel de aloe vera. Se consigue de sus hojas y se aplica en el ano para aliviar el dolor, además es un gran reconstituyente. Corta una hoja entera desde el tallo y ábrela por el centro para extraer el gel con una cuchara. Aplica con el dedo después de lavarte muy bien las manos.
  3. Compresas frías. Son muy efectivas para desinflamar las hemorroides externas de forma rápida. Puedes utilizar un paño de algodón nuevo o esterilizado, para ello con hervirlo será suficiente. Mójalo en agua fría o introdúcelo en el congelador para que el frescor sea más duradero y colócalo sobre la zona inflamada durante 10 minutos. En cualquier caso, te recomendamos que pongas una tela entre la compresa y el ano para que el frío no te queme la delicada piel de esa zona.
  4. Infusiones de plantas. Algunas plantas como la cola de caballo y la manzanilla tienen un montón de propiedades, entre ellas la de ser un antiinflamatorio natural. Por consiguiente, estas plantas pueden mejorar la inflamación de las hemorroides externas.

Para terminar, debes saber que si los síntomas persisten o el sangrado pasa de leve a abundante, debes consultar con tu médico, pues podría tratarse de una afección diferente a las hemorroides. Además, es muy importante que evites la automedicación y que sigas las recomendaciones del especialista en todo momento.