Normalmente, cuando nos gusta un chico o una chica, queremos saber si la otra persona siente lo mismo por nosotros. El simple hecho de preguntar de forma directa a la otra persona nos suele resultar muy costoso, bien por timidez o especialmente por miedo al rechazo.

Si lo hacemos por timidez deberíamos intentar vencer ese obstáculo.

Lo cierto es que existen un montón de señales de que le gustas a alguien. A veces el lenguaje no verbal dice mucho más que el verbal, tan sólo hay que saber interpretarlo correctamente, para lograrlo hay que ser muy buen observador, ya que es fácil confundir algunas señales.

Señales no verbales que indican que le gustas a alguien

Hay una serie de señales no verbales que determinan cuando una persona está interesada en otra, estas señales se suelen manifestar de forma inconsciente, por lo que no se pueden evitar. Fíjate si esa persona que te gusta muestra alguna de ellas, pues es muy probable que, si lo hace, tenga interés en ti.

Si es hombre:

  • Su cuerpo estará estirado y pondrá las manos en el cinturón o en los bolsillos del pantalón, como si un vaquero del salvaje oeste se tratase, señalando la zona genital.
  • Su cuerpo se girará hacia ti.
  • Su mirada será penetrante.
  • Sus pupilas estarán ligeramente dilatadas. Sin importar la luz que haya, las pupilas tienden a dilatarse un 30% cuando vemos algo que nos gusta.
  • Tensará los músculos de forma inconsciente.
  • Sus pies apuntarán hacia ti.
  • Se colocará bien la ropa, por ejemplo, la corbata o la chaqueta.
  • Hablará en un tono de voz suave.

Si es mujer:

  • Jugueteará con su pelo.
  • Te mostrará la palma de sus manos, dejando ver las muñecas.
  • Se ruborizará.
  • Te mantendrá la mirada unos segundos y la bajará desviándola ligeramente para volver a encontrarse con la tuya.
  • Las pupilas estarán dilatadas.
  • Se humedecerá los labios y dejará la boca entreabierta.
  • Cruzará y descruzará las piernas de vez en cuando.
  • Su barbilla apuntará hacia ti.
  • Imitará tus gestos de forma inconsciente. Por ejemplo, si te rascas la frente, al poco tiempo ella hará lo mismo.

Sonríe de forma habitual cuando está contigo

Sonreímos más a la persona que nos gusta porque su presencia nos hace felices y es nuestra forma de manifestarlo, mediante la sonrisa. Por otro lado, la risa también juega un papel fundamental, ya que solemos reírnos más de las bromas de alguien que nos gusta, porque queremos agradar y de forma inconsciente tratamos de que esa persona que nos atrae se sienta satisfecha cuando cuenta un chiste, recibiendo la carcajada que espera.

Cuando analizas si le gustas a una persona, puedes tratar de comparar cómo actúa cuando hay más gente a vuestro alrededor, ¿sonríe y ríe más contigo?

Si notas que sonríe de forma muy habitual cuando está contigo y que además ríe todas tus bromas, incluso las que sabes que no tienen demasiada gracia, seguramente no sea porque seas más simpático que el resto de gente, ni porque tu sentido del humor sea muy bueno, lo más probable es que esa persona esté interesada en ti.

Por ejemplo, si a ti te encanta ir a correr y sabes que esa persona no comparte la misma afición pero de repente un día se ofrece a acompañarte, da por seguro que tan sólo se trata de una excusa para pasar más tiempo contigo porque le gustas.

Es imprescindible saber que sentimos por esa persona, cuando queremos saber si le gustamos es indicación de que puede que estemos enamorado/a de ella.

Te hace cumplidos

Si se fija cuando te cortas el pelo o cuando te compras ropa nueva y aprovecha la ocasión para comentarte lo bien que te sienta el cambio, es posible que no sólo se trate de mera observación por su parte, si no de que te presta más atención porque siente atracción por ti.

Te trata de un modo diferente cuando estáis en grupo

Trata de analizar cómo es el comportamiento de esa persona cuando estáis en grupo. Observa si te trata igual que al resto o, por el contrario, lo hace de forma diferente. 

Fíjate si siempre tiene un momento para preocuparse por acercarse a ti, por establecer contacto visual o físico, por intentar participar en las conversaciones que inicias, por reírse o bromear contigo… ¿es más amable contigo que con el resto?

Cuándo estáis a solas tú eres su centro de atención

Cuando estáis a solas no hay momento que dedicar a mirar el móvil. El tiempo que pasa contigo quiere aprovecharlo al máximo, se muestra una persona atenta a cada palabra que dices, trata de mantener una conversación fluida y se preocupa en todo momento porque no te aburres y estés cómodo/a.

Siente celos

Las personas sentimos celos cuando alguien nos gusta ante ciertas personas o comportamientos que pueden suponer una amenaza de perder posibilidades de tener algo más que una amistad con ese alguien por el que sentimos atracción o amor.

Aunque probablemente no manifieste abiertamente que siente celos ante algunas situaciones por miedo a delatar sus sentimientos por ti, es posible que puedas observar que siente celos cuando estás con otras personas o hablas de otras personas que podrían ser una amenaza para él o ella.

Si el problema es que eres tú el que sientes celos, tendrás que conseguir quitártelos para no caer en errores de base.

En las redes sociales siempre está pendiente de ti

Esa persona siempre deja un cometario en tus fotos o en tus posts, siempre está ahí para jugar contigo a juegos que ofrezca la red social, trata de escribirte mensajes por chat de forma habitual, aunque no tenga nada serio que decirte, simplemente te escribe por el hecho de preguntarte que qué tal estás. Si estas situaciones se dan, es muy probable que le gustes.

Y en cualquier caso si alguien te gusta no dudes en desplegar todas tus opciones para conquistarle.