Aunque también nos pueden afectar a los adultos, los niños son quienes más suelen sufrir los ataques de los piojos. Estos parásitos se agarran al pelo y se alimentan de nuestra sangre, ocasionando una picazón muy intensa. Para poder eliminar los piojos totalmente se debe poner en marcha uno de los muchos tratamientos o remedios que hay actualmente, no solo los que podemos encontrar en las farmacias sino, también, los que podemos hacer en nuestro hogar.

Prácticamente todo el mundo tiene en su casa los ingredientes necesarios para poner en marcha un remedio casero y acabar con los piojos de una forma rápida, sencilla y sobre todo, efectiva.

Infusión o aceite esencial de lavanda

Aunque no todo el mundo cuenta con lavanda en su hogar, siempre puede adquirirse en un herbolario. Para los humanos su fragancia es muy suave y agradable, pero a los piojos les resulta horrorosa y la evitan a toda costa. 

Una opción es poner un buen montón de lavanda a hervir y hacer una infusión muy concentrada. Después, hay que aplicarlo bien en la cabeza y dejarlo durante toda la noche. Al día siguiente, los piojos estarán muertos y podrán eliminarse con un buen lavado. Lo mismo se puede hacer adquiriendo aceite esencial de lavanda, aplicándolo directamente sobre la cabeza, proporcionando un masaje en el cuero cabelludo y dejándolo actuar durante toda la noche.

Uso de vinagre blanco o de manzana

El vinagre es un remedio clásico que se lleva utilizando desde hace generaciones y la razón es por su utilidad, especialmente para la eliminación de las liendres. Para ello hay que impregnar de vinagre toda la cabeza, sobre todo en la zona de la nuca y también detrás de las orejas.

Hay que aplicarlo por toda la cabeza masajeando bien todo el cuero cabelludo y cuando esté listo, hay que poner un gorro de ducha y dejarlo actuar durante unas cuatro horas, aunque se recomienda dejarlo actuar durante toda la noche. Después, hay que lavar el pelo con total normalidad y, por último, pasar una liendrera para eliminar los posibles restos. 

Aceites naturales anti piojos

La utilización de aceites anti piojos es otra de las opciones que hay para acabar con estos molestos inquilinos. 

  • Aceite de eucalipto: además de para acabar con los piojos, el aceite de eucalipto también sirve para despejar y abrir las vías respiratorias.
  • Aceite de coco: el aceite de coco es sólido a temperatura ambiente, como una especie de mantequilla, la cual habrá que aplicar en el pelo como si se tratase de una mascarilla. Además, se puede utilizar también para hidratar la piel.
  • Aceite del árbol del té: es uno de los más polivalentes, además de para desinfectar heridas y quemaduras, sirve para evitar los piojos.

Se debe aplicar cualquiera de estos tres aceites sobre la cabeza, con un masaje para que penetre bien en el cuero cabelludo, dejarlo actuar unas cuantas horas, lavar la cabeza, usar una liendrera y volver a lavar la cabeza para asegurarnos de que queda completamente limpia. Si quedan restos, se puede repetir el proceso.

Usar un spray de citronela

La citronela tiene la capacidad de alejar a prácticamente cualquier insecto, incluyendo los piojos. Esto se debe a la intensidad de su olor, algo que no toleran los insectos. Con esta información, se puede hacer un preparado de citronela para acabar con los piojos de los más “peques” de la casa.

Para ello, se necesitarán 350 mililitros de alcohol, 350 mililitros de agua, 150 mililitros de glicerina líquida y 150 mililitros de aceite de citronela. Se mezclan todos los ingredientes y se dejan "macerar" durante unas cuantas horas para que se emulsionen correctamente; hay que aplicarlo diariamente en el cabello y en la raíz, dejándolo actuar durante unos 5 minutos. En muy poco tiempo se habrá acabado con los piojos y las liendres. En este caso, también se recomienda la utilización de una liendrera.

Utilización de ajo

El ajo es un ingrediente que todo el mundo tiene en su hogar y es otro de los mejores aliados con los que poder hacer un preparado para acabar con los piojos de una forma fácil y efectiva. Lo que hay que hacer es triturar una cabeza de ajo, mezclarlo bien con un litro de agua y llevarlo a hervir.

Cuando haya hervido, hay que dejarlo en reposo y colarlo. Aplicaremos la infusión sobre el cuero cabelludo y el cabello y después pondremos un gorro de ducha o de piscina. Debemos dejarlo actuar durante toda la noche. En este caso, hay que decir que, aunque pueda oler bastante, se va con un buen lavado y además, tampoco irrita la piel.

Mayonesa para el pelo

Aunque pueda sonar un poco extraño, la mayonesa es otro de nuestros aliados a la hora de acabar con los piojos. Lo que tendremos que hacer es aplicar la mayonesa a todo el cabello, frotando bien para que cubra todo el pelo. En este caso, mejor aplicarlo en caso de que el niño o la niña tengan el pelo corto, ya que será un proceso mucho menos pringoso. 

Una vez aplicada la mayonesa hay que cubrir la cabeza con una bolsa o un gorro de ducha y dejarlo durante unas cuantas horas para que haga su efecto. Lo que hace la mayonesa al ser tan densa, es asfixiar a los piojos y a las liendres. Por eso hay que aplicar bastante para asegurarnos de cubrir todo el cabello y cuero cabelludo del niño o de la niña.

El último paso es enjuagar bien la cabeza para retirar toda la mayonesa, utilizar una liendrera para eliminar todos los piojos y liendres y el último paso es lavar bien la cabeza con champú para que quede completamente limpia. Si se desea, se pueden aplicar unas cuantas gotas de aceite esencial de lavanda para asegurarnos de que si ha quedado algún piojo, desaparezca.