Valladolid

Tordesillas festeja un tranquilo Toro de la Vega tras la tragedia

12 septiembre, 2017 16:27

Un vecino de Málaga, con iniciales A.M.S., de 37 años de edad, ha resultado herido tras ser empitonado en una pierna a las 12:15 horas de esta mañana, en la celebración de un Toro de la Vega de Tordesillas que hasta el momento había transcurrido limpio y sin incidentes. El herido fue atendido en la Plaza de Toros y posteriormente evacuado en una ambulancia de soporte vital básico hasta el Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

Herido a un lado, el Toro de la Vega es un festejo que, desde hace años, está en boca de todos por la polémica que ha vivido, pero que esta vez ha estado exhento de enfrentamientos aunque con el alma encogida entre los tordesillanos por la muerte de una vecina tras volcar un remolque el pasado domingo. Por segundo año consecutivo, la muerte del toro, un astado de cinco años y medio y 630 kilos de peso, llamado 'El Príncipe', estaba prohibida.

'El Príncipe' conocía las calles de Tordesillas prematuramente, cuando esta madrugaba realizaba un encierro sobre las 00:30 horas, desde el puente de Tordesillas hasta la plaza de toros. Fue previamente a este encierro cuando se guardaba un minuto de silencio por la víctima y heridos de la tragedia. Horas más tarde, previo al Festejo del Toro de la Vega, que recuperaba su nombre esta edición, Jesus Lopez Garrañeda, vecino de Tordesillas leía un manifiesto defendiendo las tradiciones locales.

López Garrañeda, cronista y juez tordesillano, se encargó de ensalzar el Torneo y afirmar que los antitaurinos se han fijado excesivamente en su pueblo para terminar con la Tauromaquia. "El Torneo del Toro de la Vega es un festejo de raíz medieval y celtiberica, la única que se conservaba en España. Nos hemos encontrado solos ante esta injusta decisión. El Toro de la Vega resurge de sus cenizas en Tordesillas, un pueblo que le quiere y desea mantener viva su existencia", pregonó antes de la suelta.

Tras estas palabras, a las 11:00, comenzó el Torneo del Toro de la Vega 2017, en el que no hubo incidente alguno. Desde San Antolín, pasando por las calles de la localidad vallisoletana, hasta cruzar el puente y llegar al campo de tiro, donde a las 11:40 se ha dado por finalizado el festejo. Un encierro tranquilo y sin incidentes y, como sucedió el año pasado, que finalizaba sin dar muerte al astado.