Salamanca Más de cien estudiantes de 21 países diferentes de Europa, Asia, América y África han participado en la primera edición online de 'LaPlaSS', la escuela de verano especializada en Física de Láser-Plasma del Centro de Láseres Pulsados (CLPU), con sede en Salamanca, que ha tenido lugar del 14 al 18 de septiembre bajo el título 'Métodos experimentales en procesos láser- plasma de alta intensidad'.

Un centenar de estudiantes de 21 países participa en la escuela online del Centro de Láseres Pulsados de Salamanca

18 septiembre, 2020 10:31

Más de cien estudiantes de 21 países diferentes de Europa, Asia, América y África han participado en la primera edición online de 'LaPlaSS', la escuela de verano especializada en Física de Láser-Plasma del Centro de Láseres Pulsados (CLPU), con sede en Salamanca, que ha tenido lugar del 14 al 18 de septiembre bajo el título 'Métodos experimentales en procesos láser- plasma de alta intensidad'.

Aunque se trata de la tercera vez que el CLPU organiza este evento internacional de formación dejóvenes investigadores, es la primera vez que lo ha diseñado "completamente online" para cumpliar así las medidas para combatir la pandemia.

Para ello, el centro ha contado con una plataforma de eventos que ha permitido "una comunicación fluida" entre los profesores y los alumnos, según la información facilitada por el CLPU a Europa Press.

Además, la infraestructura se ha apoyado en una plataforma 'moddle' desarrollada en exclusiva, donde los estudiantes han podido consultar el material de la escuela, han realizado controles diarios que certifican el correcto seguimiento del curso, y en la que han tenido este viernes un examen final.

Asimismo, el Centro de Láseres Pulsados ha realizado grabación de todas las sesiones, y también las pondrá a disposición de los estudiantes, una vez concluida la escuela celebrada en los últimos días.

La iniciativa, que cada año organiza la cátedra del CLPU de Láser-Plasma de la Universidad de Salamanca, dirigida por el experto Luca Volpe, ha querido también "dar voz a los alumnos" y ha abierto un concurso de presentaciones cortas (Pecha-Kucha) en el que los jóvenes investigadores han compartido su trabajo con el resto de estudiantes en charlas de no más de 20 diapositivas y siete minutos de duración.

El objetivo de esta modalidad ha pretendido "reforzar las habilidades comunicativas de los científicos" y los tres mejores, según un jurado formado por físicos, periodistas y pedagogos, recibirán un premio que ha sido patrocinado por el proyecto paneuropeo Laserlab Europe, vinculado a la escuela desde su primera edición.