Salamanca

Hecatombe en Helmántico

7 octubre, 2018 17:44

Ni cese de entrador ni mandangas. Este equipo no funciona, se mire como se mire, no hay por dónde cogerlo. Quince, veinte minutos a lo sumo en el primer tiempo, y después qué. Hastío, falta de intensidad, ausencia de juego, carestía estremecodora de gol... ¿Y Movilla, qué dice? Él es el principal causante de este desaguisado en que se ha converito el Salamanca UDS -como se llama ahora-. Todo comenzó con el desmantelamiento, así hay qué llamarlo, de la plantilla que con tanto honor consiguió el ascenso a Segunda B. Tuvo a Antonio Amaro, sin duda alguna el mejor jugador de esta categoría en la provincia, a prueba todo el verano y, gracias a la afición que echaba fuego en las redes sociales, no se atrevió a dejarlo ir. Porque si hubiera sido por él, el salmantino estaba también fuera para traer a un delantero centro de su cartera... Y ahí le trastocó todos los planes. Y ahora se pagan las consecuencias. Y lo paga el presidente Carlos Martín, a quien parte de la afición pide la dimisión.

Este equipo ni tiene alma ni tiene espíritu. Sí, apunta, pero apunta fuera de portería. Incapaz de meter un gol, hace aguas en defesna. Fueron 0-3 los que le encasquetó el Sanse, pero pudieron haber sido otro par de ellos. Que sí, que el árbitro era anti casero, no lo dudamos, malo, muy malo arbitrando. Que sí, que se jugó la mayor parte del partido con 10 al expulsar a Junior. Cierto también. Que casi los tres mejores de la plantilla están lesionados, también es verdad. Pero no es menos verdad que esta categoría exige, y mucho, implicación, experiencia, garra y decisión. Y, hoy por hoy, el Salamanca UDS no la tiene.

Que puede jugar bien, muy bien, puedo ser cierto. Que tiene plantilla para, al menos, mantenerse, también puede ser cierto. Pero la realidad es que está en un pozo sin fondo tocando con las yemas de los dedos la última posición. Que pida al Guijuelo que esta tarde gane el Fabril, Deportivo B, porque de lo contrario se toca fondo.

Además, existen cosas que necesitan explicación. Como la ausencia de Vivi en el equipo inicial... El único que podía haber cubierto la baja de Pumar, porque el primer gol, el que terminó de hundir al equipo en la inapetencia fue por eso, un balón parado y descontrol en la defensa...

Poco más que decir de un partido que tuvo historia, porque el Salamanca UDS se parece en algo, al menos, al Real Madrid, en que van de mal en peor. Ahora toca esperar la reacción con el nuevo técnico, Antonio Calderón, un hombre experimentado como futbolista técnico, pero también como entrenador en equipos incluso de Primera División. Esperar que se recupern ya de una vez el capitán Amaro, y alma y eje principal del equipo, como también esperando el debut de Indiano y José Garcia, que no han podido debutar por estar recuperándose de sus lesiones, ya que Pumar, al sufrir esguince de ligamente lateral de la rodilla, tiene para seis meses. Estos tres jugadores son esperados como agua en mayo, aunque estemos en octubre, para sacar, junto a la experiencia del nuevo técnico, al equipo de la nefasta racha en que se encuentra.

FOTOS LUIS FALCÃO