El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha destacado este lunes en Burgos “la contribución de las víctimas del terrorismo al sostenimiento de la democracia” y ha reconocido “la deuda eterna” del Estado español con ellas por haber perdido sus proyectos de vida “en defensa de los derechos y libertades de vuestros conciudadanos”.

Noticias relacionadas

Grande Marlaska ha pronunciado estas palabras durante la entrega de dos grandes cruces y veintidós encomiendas de la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo en un acto celebrado en Burgos, al que también ha asistido la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, y el alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa.

Las grandes cruces, concedidas a título póstumo a los fallecidos en actos terroristas, han sido entregadas a los familiares de Javier Mijangos Martínez y de Ángel Moral Moral. El primero, ertzaintza, fue asesinado el 23 de noviembre de 2001 por ETA mientras regulaba el tráfico en la Nacional I a su paso por la localidad guipuzcoana de Beasain. Ángel Moral, soldado de la Agrupación de Tropas Nómadas del Ejército español, falleció el 11 de mayo de 1975, tras un atentado terrorista en el antiguo Sáhara español.

El ministro ha recordado en su discurso el atentado perpetrado por ETA contra la casa cuartel de la capital burgalesa en la madrugada del 29 de julio de 2009, que causó 160 heridos, muchos de los cuales estaban entre los honrados con las Encomiendas de la Real Orden de Reconocimiento Civil entregadas este lunes.

Fueron setecientos kilos de explosivo colocados para causar el mayor daño posible”, ha señalado Grande-Marlaska. “No voy a detenerme en un episodio cruel y lacerante que marcó sin duda vuestras vidas, pero nos sirve para recordar que ETA fue solo violencia irracional y que hoy podemos decir que fue derrotada sin paliativos por la fortaleza del Estado de derecho”, ha añadido.

Grande-Marlaska ha defendido el testimonio de las víctimas como elemento clave para construir la memoria colectiva sobre el terrorismo. “El relato debe ser el vuestro, el de vuestro sufrimiento y también el de vuestro triunfo final. Esa es la única narración que fortalece el discurso democrático, la única en la que podemos reconocernos y encontrarnos para convivir”, ha manifestado.

Reunión con subdelegación

Antes de la entrega de condecoraciones, el ministro del Interior ha mantenido una reunión de trabajo en la Subdelegación del Gobierno en Burgos con la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, y los subdelegados y subdelegadas de las nueve provincias castellano y leonesas, para analizar cuestiones de seguridad y los proyectos del Ministerio del Interior en la comunidad autónoma.

Grande-Marlaska ha manifestado su compromiso de continuar con la recuperación de las plantillas de efectivos para garantizar la prestación de servicios esenciales y de seguridad, especialmente en una comunidad autónoma muy afectada por los problemas asociados a la despoblación, como le han transmitido la delegada del Gobierno y los subdelegados.

El ministro ha visitado el Centro de Coordinación Operativa de Protección Civil situado en la Subdelegación del Gobierno y destacó la importancia de su labor de atención e información a los ciudadanos en situaciones meteorológicas adversas como las que se han producido recientemente.