Deportes

“Cuesta asimilarlo, pero somos las mejores de Europa”

1 mayo, 2018 21:49

El palmarés no lo es todo en el deporte. A nadie se le escapa la importancia del esfuerzo en los entrenamientos, la capacidad competitiva, los valores, la identidad colectiva de un equipo, la mejoría constante de un deportista. Pero en la máxima exigencia, el palmarés sí es un buen indicativo del resultado a esa labor constante. Y el del CPLV no deja de crecer de manera constante. El último logro del club es inmenso, histórico por novedoso y prestigioso. El título de la European League, la Copa de Europa femenina que el domingo ganaron las Panteras en Roana (Italia).

“Cuesta asimilarlo, pero somos las mejores de Europa, hemos logrado lo máximo a lo que podemos aspirar, es algo increíble, si a principio de temporada nos lo dicen no lo hubiéramos imaginado; el año pasado quedamos terceras en la Copa de Europa y nuestro objetivo era mejorar esa clasificación y vaya si lo hemos conseguido”, explica a Noticias Castilla y León una de las integrantes del equipo, Julia Fouz.

Ese esfuerzo de meses y años entrenando “se ha visto reflejado en un título como este, ha sido una satisfacción enorme”, apunta Andrea Sinovas, portera del equipo elegida como la mejor en su posición en el torneo. Las Panteras llegaban a la fase final de la European League pocas semanas después de haber caído en la Copa de la Reina disputada en Valladolid, “que fue un palo grande para el equipo, pero creo que nos habíamos recuperado bien, nos habíamos clasificado después para la final de Liga, así que completaremos el año peleando al máximo por los tres títulos y con el más prestigioso ya en el bolsillo”, añade Fouz.

La competición fue tremendamente exigente, un grupo de seis equipos en el que todos se enfrentan entre si en una liguilla. Cinco partidos en tres días. “Empezamos con buen pie, ganando a las anfitrionas en el primer partido; el segundo día perdimos con Rubí, después contra Ris-Orangis jugamos un gran partido, sumamos un punto porque perdimos con gol de oro en la prórroga, así que en el tercer día logramos clasificarnos para la final al ganar los dos partidos y terminar segundas de grupo”, recuerda Sinovas, aún en edad junior.

Como líder de grupo terminó el conjunto francés de Ris-Orangis, “tienen un gran equipo, con jugadoras de mucha calidad, en la liguilla llegamos a la prórroga así que sabíamos que teníamos opciones en la final”, comenta Julia Fouz. Aunque el conocimiento mutuo podía ayudar en el partido definitivo, “el mayor factor era el cansancio después de cuatro días jugando, fue un partido muy duro”, añade Andrea Sinovas, una de las grandes artífices de la victoria, gracias a sus paradas en los minutos finales, cuando el CPLV tuvo que superar estar en la pista con dos jugadoras menos por exclusiones y manteniendo la ventaja del 2-3 final.

Instalaciones

Valladolid es una de las grandes referencias del hockey línea a nivel nacional. “Comparadas con las instalaciones que tenemos aquí, la verdad es que las de Roana estaban bastante mal, lo peor han sido los vestuarios”, señala Sinovas y Fouz recuerda la anécdota de que los dos equipos franceses compartían un vestuario “y los dos españoles otro, así que el día que jugamos con Rubí estábamos todas juntas, en un único vestuario y sólo separadas por un biombo, fue muy raro”.

Repercusión

Las Panteras luchan contra la doble barrera para la repercusión, un deporte minoritario y un equipo femenino. Temporada tras temporada, con su esfuerzo y sus éxitos van reduciendo ese desconocimiento a sus hazañas deportivas. Entre el miércoles y el jueves recibirán el reconocimiento del Ayuntamiento, la Diputación y la Junta.

“Esta ha sido la primera vez que había gente esperándonos cuando hemos vuelto, eran las dos de la madrugada del domingo y había gente del club y también familiares de jugadores de la cantera, fue especial; creo que poco a poco se ha ido dando más reconocimiento y este logro ha sido muy grande”, apunta Julia.

Andrea recuerda que durante los días de la competición “la gente que nos conoce sí ha estado muy pendiente del torneo, viendo los partidos, siguiéndonos, creo que ha habido gente que alucinaba más aún con nosotras por lo que estábamos haciendo que nosotras mismas”.

Final de Liga

La temporada aún no ha terminado para las Panteras, dentro de dos fines de semana, el 12 de mayo, iniciarán la final de Liga ante Rubí, con el primer partido en Canterac y los dos siguientes en Barcelona, 19 y 20 de mayo. “Va a ser difícil, seguro que llegamos a prórroga y penaltis como siempre”, comenta con una sonrisa Andrea, consciente de que en esos momentos decisivos su responsabilidad como portera se incrementa. “Al final siempre es más presión para Andrea, pero está hecha una fiera y puede con todo”, añade Julia.

Mientras el CPLV continúa con el crecimiento en la base, extendiendo el club a través de la masa social. Las dos jugadoras entrenan equipos de formación del CPLV, “siempre vamos creciendo, poco a poco se van animando más niños y niñas a jugar”, indica Andrea, mientras que Julia destaca que “tenemos mucha cantera y les gusta mucho, juegan por su cuenta los fines de semana, se nota que disfrutan y eso es muy positivo”.