Hace un mes, en estas mismas páginas, señalábamos a Fran como el aspirante con más papeletas para ganar MasterChef 9. En aquel momento ya indicábamos cómo los jueces aplaudían su disciplina en las cocinas, y cómo, en cierta medida, le querían echar el lazo profesional.

Noticias relacionadas

Tendrás un futuro esplendoroso en esta profesión, porque no te escondes, das las caras, 10 o 12 horas, lo que haga falta. Y eso se nota en MasterChef y se notará en el restaurante donde estés trabajando” le dijo Pepe Rodríguez a Fran en el tercer programa.

“Te quiero en El Bohío”, le confesó Pepe Rodríguez a Fran en otra ocasión durante el mismo episodio. “Si es por mí, jamás te faltará trabajo. El camarero perfecto. El mejor metre del mundo”, le decía por su parte Jordi Cruz en el episodio cuatro.

Al igual que hay concursantes que parece que han ido a MasterChef a encontrar el amor, Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y Samantha Vallejo-Nágera no han parado de tirar los tejos profesionalmente a Fran.

Resulta algo extraño, como espectador, ver que a un aspirante se le lanzan tantos cumplidos con la intención de ficharle. “¿Por qué tienes que repartirte así y no te vienes al Bohío y así no decides?” le preguntó al conquense, que con su habitual humildad reconocía que para él era un honor trabajar con cualquiera de los tres jueces.

Fran, toma, la chequera, ponte el precio. Pepe es malo porque sabes que eres humilde y no pondrás mucho” le dijo Jordi Cruz, intentando convencerle.

En la siguiente entrega, Samantha reconoció que ella también le había ofrecido trabajo en su empresa de catering, en Pedraza. “No sabes cómo lleva las cuentas. Quiero un hombre así en mi vida” le decía la juez a Toño Pérez, el chef invitado.

Ahí salieron a la palestra Jordi Cruz y Pepe Rodríguez. “Fran, tengo cinco restaurantes, puedes elegir restaurante. ¿Quieres tradicional, más moderno...?” interrumpía Pepe Rodríguez, intentando captar la atención de Fran. “Así, a bote pronto, se me va de las manos un poco allí (Barcelona). En cambio, Pedraza, tenemos a 39 kilómetros Segovia, una ciudad más pequeñita, más recogida... Pinta muy bien” decía el aspirante.

En la actualidad quedan siete aspirantes en el concurso: Fran, Arnau, María, Meri, Ofelia, Tony, y el médico José, que entró a la mitad del concurso. De la competición ya han caído algunos que parecían claros finalistas, como Amelicious.

Analizando los perfiles de sus rivales, Fran tiene muchas papeletas para convertirse en un justo finalista (y un más que probable ganador). Además, no olvidemos que tiene el pin de la inmunidad, que le permitirá salvarse de la prueba de expulsión cuando él lo decida.

Carlos Maldonado, el ganador de ‘MasterChef’ que logró una estrella Michelín

A lo largo de sus nueve ediciones de adultos, MasterChef nos ha enseñado que los sueños se pueden cumplir, y que el concurso es un magnífico escaparate para alcanzar el éxito. Y que se lo digan si no, por ejemplo, a Carlos Maldonado, participante de la edición de 2015.

Antes de entrar al concurso era un vendedor ambulante de quesos y jamones. Ganó su temporada, y dos años después abrió su propio restaurante en Talavera de la Reina.

El pasado mes de diciembre, Maldonado lograba su primera Estrella Michelín, lo que le convierte, además, en el primer concursante del talent culinario de Televisión Española en alcanzar tal honor.

Como sabrán los seguidores del formato televisivo, las señas de identidad principales de Maldonado son los sabores asiáticos, el mundo del food truck y la cocina de la tierra.

Ahora falta esperar un par de años para ver si Fran logrará el mismo impulso que su compañero, y si logrará en solitario (o de la mano de Samantha, Pepe o Jordi) un reconocimiento a la misma altura que Maldonado.