Partidos como Ciudadanos y Unidas Podemos nacieron para renovar la política española. Y al menos en lo que se refiere a las puertas giratorias lo han conseguido. Y es que, al contrario de los expolíticos de PP y PSOE, que terminaban fichando por bancos o eléctricas, en el caso del partido naranja muchos de ellos han terminado como tertulianos de televisión.

Noticias relacionadas

El último de ellos ha sido el exvicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, quiés este lunes se sentaba por primera vez en el plató de Todo es mentira, el programa que presenta cada tarde Risto Mejide en Cuatro. Lo hacía paradójicamente el mismo día en el que Isabel Díaz Ayuso presentaba a los nuevos consejeros de la región.

Aguado seguía así el paso de cinco excompañeros de partido: Javier Nart, Marcos de Quinto, Juan Carlos Girauta, Ángel Garrido y Toni Cantó. De todos ellos, sólo Nart y Garrido siguen sentándose en el plató junto a Mejide.

Girauta abandonó el programa de Cuatro en febrero de 2020 después de que llamara "gilipollas" a sus espectadores y Mejide tomara la determinación de echarlo en directo del plató. "Girauta llamó gilipollas a nuestros espectadores, algo que es inadmisible. Te doy la oportunidad de rectificar", empezó diciendo el presentador.

"No lo haré. ¿Por qué voy a hacerlo? No creo en esa rectificación", le contestó el colaborador. "Te pido encarecidamente que te retractes", le pedía a continuación el publicista. "Risto, no. Échame. Eso es lo coherente", le contestaba el expolítico de Ciudadanos. "Pues, adiós. Te tengo que echar del plató", le pedía Mejide.

Lo mismo ocurrió hace ahora un mes con De Quinto. El programa abordaba el tema de los altercados en Ceuta debido a la cancelación de un mitín de Santiago Abascal cuando Risto Mejide mandó a callar a Marcos de Quinto, que no dejaba hablar al resto de colaboradores con un encendido discurso de defensa de VOX. 

"Marcos, por favor. Te voy a agradecer que no hables cuando estoy hablando yo. ¿De acuerdo? Aquí hay un presentador y, si quieres, cuando te dé paso dices lo que tú quieras y te dejo el tiempo de manera muy respetuosa", decía el presentador antes de dar paso a un vídeo sobre los recortes en la Atención Primaria de la Comunidad de Madrid. A la vuelta, el presentador informó que el expolítico de Ciudadanos se había marchado del plató. 

Otro expolítico de Ciudadanos que no tardó ni un día en fichar por Todo es mentira fue Toni Cantó, que aceptó la oferta que le hizo Mejide en directo. "Una de esas propuestas viene de esta casa, de esta cadena y de este programa. (...) Desde aquí formalizo la oferta para que vengas como tertuliano", afirmó el presentador. "Me parece bien… ¡Iniciemos la negociación!", dijo Cantó. 

Sin embargo, en sólo unas horas el actor cambiaba de chaqueta y optaba por fichar por el Partido Popular madrileño para las elecciones del 4 de mayo. "Estoy profundamente triste. No es que no haya traicionado, es que nos ha hecho la 13/14, como se dice en mi casa. Vamos a demostrar con pruebas que Toni Cantó ha engañado a todos los espectadores de este programa. Nos hizo creer que estaría de colaborador en este programa", decía enfadado el publicista.

Mejor trato ha tenido con Cristina Cifuentes, aquién abandonó el programa en septiembre de 2020. Amiga íntima del presentador, la expolítica ha encontrado un aliado en Todo es mentira, donde se evitó hablar del caso Máster. "Cuando haya algo reseñable, lo haremos. ¿Hoy ha declarado? Pues perfecto", dijo durante los días en los que se celebró el juicio. 

Más tarde, Mejide celebróa la absolución de su amiga. "Vayan pasando... pueden responder a este tuit con sus rectificaciones", dijo el presentador, compartiendo la noticia de que la Audiencia Provincial de Madrid no ha encontrado ninguna prueba de que Cifuentes indujera a la Universidad Rey Juan Carlos a falsificar el acta de evaluación del Trabajo de Fin de Máster sobre Derecho Autonómico que ella ha insistido en que realizó.