Olga Moreno está siendo una de las grandes protagonistas del arranque de Supervivientes 2021, pero no precisamente por razones positivas. La mujer de Antonio David Flores está nominada y, a pesar de que la cadena ha intentado desvincularla de su marido y, por tanto, de Rocío Carrasco, sus actos y sus palabras en la isla han ido en sentido contrario.

Noticias relacionadas

Tras hablar en varias ocasiones del ex guardia civil y los hijos de este, Rocío y David, la diseñadora ha generado una sonada polémica en redes sociales por la frase que ha pronunciado mientras cortaba un tronco.

Machete en mano, Olga golpeaba con fuerza el bambú mientras Tom Brusse iba girando el tronco para facilitarle el trabajo. En ese momento, sin cesar de dar machetazos, la mujer de Antonio David mostraba su rabia ante la ardua tarea y preguntaba: "¿De quién me estaré acordando?".

Pese a que la concursante no dio más detalles, algunos espectadores se han tomado la frase como una clara indirecta a su mayor enemiga conocida: Rocío Carrasco. Y es que, tras el duro relato que la hija de Rocío Jurado ha narrado en la serie documental que emite Telecinco, sus defensores están observando con lupa el paso de Olga Moreno por los Cayos Cochinos.

La escena, que ha sido rescatada por un usuario de Twitter, acumula ya centenares de respuestas que cuestionan la actitud de la diseñadora. "Rezuma odio", "no da puntada sin hilo" o "ella sola se retrata" son algunos de los numerosos comentarios que se pueden leer, mientras que otros muchos aprovechan para pedir la expulsión de Olga, que este jueves se medirá ante la audiencia con los otros dos nominados, Tom Brusse y Lola.

No obstante, algunas de las respuestas al vídeo también defienden que la frase está sacada de contexto y que se trata de un inocente comentario que desde España se ha utilizado para ver mala intención donde no la hay.

Sea como fuere, lo cierto es que Olga Moreno ha sido una de las armas de Supervivientes para exprimir la historia de Rocío Carrasco y, pese a que se la ha intentado desvincular del asunto, ella misma se ha encargado de lanzar mensajes velados al exterior, afirmando que su marido es un buen padre, que en 20 años con él sabe perfectamente cómo es o que en su casa nunca se ha hablado mal "de la otra parte", haciendo clara referencia a Rocío Carrasco.