Óscar Díaz, uno de los miembros del grupo ‘Los Dispersos’ del concurso ¡Boom! lanzaba este miércoles una bomba, y nunca mejor dicho, en las redes sociales: “Es miércoles y, por lo visto, a partir de las 19 horas, en Antena 3 va a suceder algo explosivo, o no sé qué...” comentaba, en una foto junto a sus compañeros Victoria, M. A. y Manolo.

Noticias relacionadas

Todo hacía indicar que este equipo, que llevaba la friolera de 324 programas concursando, podría llevarse el bote, que asciende a 2.435.000 euros. Aunque de momento se les había resistido, su andanza televisiva no ha ido nada mal en el apartado económico. Y es que han acumulado acumulado de 1.546.400 euros.

Sin embargo, la realidad era muy distinta. Y es que el equipo caía frente a  Los Rudos, sus contrincantes de hoy, formado por Fernando, Gabriel, Alejandro y Miguel Ángel. Cuatro amigos naturales de Zaragoza que quieren el dinero del bote (que ascendía a 2.435.000 euros en la entrega de hoy) para un proyecto de camping ecológico en la Sierra de Albarracín.

Los Rudos comenzaron pisando fuerte, al contestar correctamente a las cuatro bombas de la primera fase, y ganaron 2000 euros frente a Los Dispersos, que fallaron la última y se quedaron con 1200 euros. Con la llegada de la bomba de plata y clasificatoria, no consiguieron remontar, y ganaron Los Rudos al alcanzar 5.000 euros frente a los 4.300 de Los Dispersos.

Comparados a Los Lobos

Tal era la trayectoria de Los Dispersos que ha sido muy comparado con Los Lobos (quienes estuvieron 505 entregas antes de lograr el bote), y al igual que ellos, Los Dispersos tienen en común que cada uno de sus miembros proceden de un lugar diferente: Miguel Ángel es de Valencia, Manolo de Jerez, Óscar de Madrid, y Victoria de A Coruña.

Además, si Los Lobos vieron cómo José Pinto causaba baja y era sustituido por Alberto Sanfrutos, la crisis sanitaria del coronavirus provocó que, de forma temporal, Los Dispersos contasen con nuevos miembros, Laura y Joan, que sustituyeron a Victoria y Miguel Ángel (o M. A.), ya que se tuvieron que ausentar.

“En cuanto estén bien y los protocolos lo permitan estarán de nuevo con nosotros, en el concurso. Así que, desde aquí, un beso muy fuerte de todo el equipo”, advertía entonces Juanra Bonet, señalando que a diferencia de lo que sucedió con José Pinto el cambio de formación sería algo temporal.
A lo largo del más de año y medio que llevaban en la pequeña pantaña, Los Dispersos se han convertido en alguien más de la casa, y cada tarde, entre acierto y acierto, te iban contando pinceladas de su vida. 
Manolo, por ejemplo, contó cómo su padre se animaba viendo el programa cuando estuvo ingresado “muy malito” en el hospital, Óscar narró cómo una lesión de rodilla le sirvió para ver la vida de otro modo, Victoria ha narrado anécdotas de su infancia o M. A. ha hablado de cómo fue su etapa de Erasmus.

También te puede interesar...