Jesús Cintora no entró con buen pie en RTVE ya que los trabajadores de la casa consideraban que el formato que iba a presentar llamado Las cosas claras vulneraba distintas leyes de la Corporación.

Noticias relacionadas

En concreto, rostros de peso como Xabier Fortes recordaban que el artículo 7.5. de la ley de radio y televisión de titularidad estatal establece que "la Corporación RTVE no podrá ceder a terceros la producción y edición de los programas informativos".

De ahí que ahora no sorprenda que el periodista gallego se haya convertido en uno de los mayores críticos con el formato por cosas como las que sucedieron ayer martes 23 de marzo. 

El programa mostró cómo una reportera abordaba por la calle al expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, mientras salía a hacer deporte. La periodista insistía en preguntar al expolítico mientras éste escapaba. 

"¿Está tranquilo ante la declaración de mañana? Ha dicho el señor Bárcenas que usted conocía la existencia de la caja B y que cobró en negro. ¿Tiene usted idea de quién puede ser M. Rajoy, señor Rajoy? Disculpe que le moleste", decía la reportera, mientras el gallego optara por meterse en el coche de su escolta.

Este hecho, como decimos, no ha gustado a trabajadores de la casa, que han acudido a las redes sociales a expresar su opinión. "Yo es que esto no lo acabo de ver en la radiotelevisión pública. Seré antiguo, no sé", ha escrito Marc Sala, que durante los últimos años ha presentado La noche en 24 horas.

"Totalmente de acuerdo, Marc. Absolutamente impropio de RTVE", ha añadido el presentador de la segunda edición del Telediario, Carlos Franganillo. "Me sumo a todo lo dicho. Así no. Somos la radiotelevisión pública. Esto no es periodismo, es otra cosa", ha comentado por su parte Fortes.

"Esto es vergonzoso e intolerable. Completamente indigno de una televisión pública. ¿Qué estamos haciendo?", ha opinado por su parte Fernando Martínez, excorresponsal en Berlín. "Externalizamos -la dirección de la empresa, no los de apie- la información de un medio público a profesionales del clickbait, del impacto, del sensacionalismo, del mucho titular y poco fondo. Contra la función y el mandato de RTVE", ha escrito Anna Bosch, excorresponsal en Londres.

"El Manual de Estilo de RTVE es claro: “Los profesionales de RTVE no deben ejercer la práctica de someter a cerco a personas que gozan de notoriedad social a fin de buscar declaraciones u obtener imágenes no autorizadas aunque se encuentren en lugares públicos (...)”, ha recordado por su parte el excorresponsal en Bruselas, José Ramón Patterson bajo el hashtag #telebasura