Parece ser que Mediaset España le ha cogido el gusto a realizar cambios en su parrilla sin anunciarlos previamente. Y así, después de saltarse la ley y cambiar la programación del pasado miércoles para emitir Love is in the air en prime time, este jueves decidió hacer lo propio y alargar la emisión de la serie emitiendo dos capítulos en vez de uno.

Noticias relacionadas

Como ya anunciamos en BLUPER, el pasado lunes el grupo de comunicación publicaba en su EPG (guía electrónica de programas) que este jueves emitiría un nuevo capítulo de la telenovela de 22 a 23 horas para después dar paso a la cinta Es por tu bien.

Sin embargo, para sorpresa de los espectadores, la emisión de la serie se alargó hasta las 23:24 horas, lo que le permitió emitir dos nuevos episodios.

De esta manera, Telecinco habrá terminado emitiendo esta semana nueve capítulos ya que la cadena divide los episodios de 120 minutos en tres de 45 minutos.

Esto hará que Divinity, la cadena donde se seguirá emitiendo en abierto la comedia, pueda estirar durante semanas la emisión de la serie, multiplicando por tres los 26 episodios que se han emitido hasta ahora en Turquía.

Un resquicio legal

Jorge Javier Vázquez (Telecinco)

La pregunta ahora es si Mediaset España se estaría saltando la ley con este movimiento, ya que existe un resquicio legal que hasta ahora estaban aprovechando las cadenas para acortar o alargar sus programas sin avisar con tres días de antelación.

El artículo 6.2 de la Ley General de Comunicación Audiovisual dicta que los operadores de televisión habrán de hacer pública su programación diaria con una antelación de, al menos, tres días respecto del día al que la citada programación se refiera.

Sin embargo, esta ley no especifica que las cadenas de televisión tengan que aclarar la duración de sus programas. Es así como un resumen de una serie o el avance de una película pueden convertirse en un capítulo o una cinta completa.

No obstante, justo este viernes la CNMC (Comisión Nacional del Mercado de la Competencia) ha multado precisamente a Mediaset por acometer cambios en su parrilla sin avisar para intentar dañar el estreno de Pasapalabra en Antena 3 con una entrevista a José Antonio Avilés.