Cold War

‘Cold War’: Casablanca en el estalinismo y una de las mejores películas del año.

"Mi madre tenía 17 años y mi padre 10 más cuando se conocieron, fue un flechazo. Pero se pelearon y se separaron. Después se volvieron a juntar y me tuvieron a mí, se volvieron a pelear, y se divorciaron y tuvieron otras parejas. Mi madre se volvió a casar. Después dejaron el país a la vez, se reencontraron en Occidente y se volvieron a juntar, se separaron de nuevo y al final, 40 años más tarde murieron juntos".

Esta es la historia de los padres del director Polaco Pawel Pawlikowski. Esta historia real se la contó a su amigo y también director Alfonso Cuarón y este le dijo: "es la mejor historia que me han contado en mi vida", y le dijo que la llevara al cine. "Era complicado abarcar 40 años y no sabía como llevarla adelante, es muy difícil explicar en el cine algo tan largo y con tantos giros", dice. "Pero después de 10 años dándole vueltas y sabiendo que era muy difícil contar la historia real, la vergüenza que me daba y también porque era demasiado desordenada y complicada".

Pero al final salió adelante ambientada en la Polonia de la posguerra en blanco y negro. "Me dí cuenta, comenta Pawel, que tenía que simplificarla, acortarla y reducirla a un periodo de tiempo de 14 años y buscar un elemento que los uniera, y lo encontré en la música". En esta película la música va mucho más allá porque forma parte de la historia. La película arranca con folclore polaco interpretado por Mazurek y pasamos después al jazz para terminar con el rock.

Estamos ante una historia de amor, entre la desesperanza y la angustia, cargada con una excelente música.

Este film tiene uno de los finales más abrumadores del cine reciente.

Te recomendamos

Outbrain

Contenido patrocinado

Outbrain