La Jungla

Cómo una cuenta falsa de McDonalds engañó a incluso a McDonalds

En la Jungla. Una cuenta falsa de Twitter que se hacía pasar por McDonalds en Hong Kong engañó incluso a la propia compañía antes de empezar a publicar mensajes inquietantes

E.E.

Tener presencia en tantos países como McDonalds no es tarea fácil, y a veces puede ser complicado llevar la cuenta de qué sedes cuentan con su cuenta de Twitter y cuales no. Eso mismo ha ocurrido a la cadena de comida rápida con una cuenta falsa que se hizo pasar por la rama de la compañía en Hong Kong y que ha causado revuelo en la red después de comenzar a lanzar unos tuits inquietantemente depresivos.

La cuenta comenzó a publicar a finales de 2016 con una serie de tuits bastante sosos en los que simplemente promocionaba productos de la compañía. La cuenta era tan corporativa que incluso desde McDonalds pensaban que era una de las suyas y la etiquetaron para resolver las quejas de un cliente, como apuntan desde Mashable.

Esto llevó a muchos a pensar que realmente era la cuenta de McDonalds en la isla, lo cual hizo que ganase un buen número de seguidores que se alarmaron cuando comenzaron a aparecer en la cuenta un buen número de mensajes extraños.

"Quiero dejarlo, ella me ha abandonado", decía en uno de los tuits. "Dónde está mi hijo, se han llevado a mi hijo", decía otro. "Me gustaría que me llamasen los fines de semana, eso es todo lo que pido".

La aparición de estos tuits causó revuelo en la red y disparó el número de seguidores de la cuenta, lo que obligó a la compañía a entrar en acción y aclarar que la cuenta no era oficial de la compañía y que exigirían a Twitter su cierre. Viendo que tenía un problema, el bromista cambió su nombre por @NotMcDonaldsHK, pero eso no impidió su suspensión.

Sin embargo, parece decidido a seguir con la gracia, ya que ha abierto una nueva cuenta con la que está repitiendo los mensajes:

Las apuestas están divididas: ¿qué ocurrirá antes? ¿se aburrirá o le cerrarán la cuenta otra vez? Todo parece indicar que lo segundo, aunque el hecho de que cuenta con algo más de 200 seguidores puede minar su motivación. O al menos lo haría con una persona normal.