Frank Cuesta en una imagen de los vídeos que comparte en sus redes sociales

Frank Cuesta en una imagen de los vídeos que comparte en sus redes sociales

Antitaurinos

Frank Cuesta ofrece una lección de antitauromaquia respetuosa tras la muerte de Iván Fandiño

En la Jungla.  Al igual que ocurrió tras la muerte del torero Víctor Barrio, el presentador de televisión y defensor de los animales ha comentado el fallecimiento de Fandiño desde el respeto. 

M.S.

Tras la muerte del torero Iván Fandiño en Francia los mensajes de pésame han vuelto a intercalarse en las redes sociales con los de aquellos que decían alegrarse o no lamentar el destino del torero. Entre las voces que celebraban lo ocurrido han estado algunos figuras públicas como el cómico británico Ricky Gervais que apelaba en Twitter a la capacidad de autodefensa de un "toro torturado".  

La otra cara de la moneda la ha ofrecido el también televisivo Frank Cuesta -famoso por su programa Frank de La Jungla-. El presentador, conocido por su defensa a ultranza de los animales, hacía un alegato en contra de los espectáculos taurinos pero se mostraba respetuoso hacia el torero fallecido. 

En el mensaje, publicado la mañana de lunes 19 de junio en su perfil de Facebook, indicaba: "Los espectáculos taurinos son espectáculos de tortura y muerte. En un país que dice ser civilizado, se debería de prohibir cualquier acto público en el cual se tortura a un animal. Con todo esto, mis condolencias a la familia del torero fallecido hace unos días".   

En apenas tres horas el mensaje del presentador de televisión recibía más de 4.000 Me gusta y era comentado por cientos de personas. En la sección de comentarios podían leerse muchos mensajes que alababan la sensatez de sus palabras, pero también había quien decía no entender las condolencias hacia quienes torturan a los animales. 

No es la primera vez que Cuesta anima a los antitaurinos a ser respetuosos en este tipo de situaciones. En julio de 2016 cuando murió el torero Víctor Barrio y se produjo una fuerte polémica por las reacciones que el suceso generó en Twitter y Facebook, Cuesta se dirigió públicamente a quienes publicaban mensajes de odio: "No sois más amantes de los animales…pero sí peores personas", señaló en un vídeo que compartió en su cuenta de Facebook:

Entonces, La Fundación Toro de Lidia presentó una denuncia ante la Policía Nacional contra varias personas por los mensajes humillantes hacía la figura de Víctor Barrio que habían publicado en Twitter. "Respetamos todo debate sobre la tauromaquia, pero exigimos que se realice dentro del marco legal", explicaron desde la Fundación. 

En esos mismos términos se ha pronunciado estos días la Guardia Civil. "Alegrarse de la muerte de un ser humano igual no es delito, pero denota mezquindad y no te hace más amigo de los animales", señalaban desde su cuenta oficial en Twitter.