Sexualidad y mujer

Talegón tercia en la polémica entre pornografía y feminismo - y la cosa sube de tono

En la jungla. La ex del PSOE tuitea imágenes pornográficas para desacreditar a la actriz Amarna Miller, simpatizante de Podemos.

Una de las imágenes pornográficas tuiteadas por Talegón.

Una de las imágenes pornográficas tuiteadas por Talegón. Twitter

  1. Beatriz Talegón
  2. PSOE
  3. Podemos
  4. Porno

La charla 'Sexo, porno y feminismo' que celebra hoy 31 de mayo el área de Igualdad de Podemos con la participación de Amarna Miller, actriz de cine para adultos y simpatizante de la formación morada, ya supuso un enfrentamiento con las feministas del PSOE. "La pornografía tal y como la conocemos perpetúa un modelo social que de igualdad tiene muy poco", denunciaba la exdiputada socialista Ángeles Álvarez. Clara Serra, responsable de Igualdad de Podemos, rebatía que la sexualidad y el deseo son también materias que competen al feminismo. 

La última en incorporarse al debate ha sido Beatriz Talegón, excandidata del PSOE, que a primera hora de la tarde ironizaba sobre el "buen fichaje de Podemos" en referencia a Miller, compartiendo una publicidad del sitio pornográfico Orgasmatrix en la que la actriz sorteaba su ropa interior usada. Varios usuarios de la red social salieron en defensa de Miller y una de ellos acusó a Talegón de burlarse de "una trabajadora del sexo", que es como se define la propia actriz.

Se originó entonces un debate sobre pornografía y feminismo en el que acabaron involucrados la propia Miller y el Community Manager del sitio Orgasmatrix. Pero antes, Talegón argumentó que la pornografía no tenía ningún lugar en el feminismo por suponer una sumisión de la mujer ante el hombre de una manera chocante: tuiteando escenas pornográficas completamente explícitas con la actriz de protagonista. En la más repetida Amarna Miller está estrangulando con una correa de perro a otra mujer que le realiza sexo oral al actor italiano Rocco Siffredi.

Otras de las imágenes compartidas por Talegón muestra a la propia Miller practicando sexo oral sin preservativo, lo que la ex del PSOE denuncia como una práctica de riesgo impuesta por la industria pornográfica en detrimento de la salud y los derechos de la mujer.

El intercambio ha sido bronco, y por momentos Talegón no ha disimulado su irritación con mensajes tan crudos como las imágenes que ha compartido.

Sin embargo, el debate ha tomado un giro soprendentemente amical y ha conducido a una reconciliación de Talegón con el portal erótico y la actriz. Desde Orgasmatrix le han explicado los principios del "porno feminista", que ella ha afirmado comprender pero no compartir, y Miller ha intentado convencerla para que vea sus películas.

Al término de la conversación ha habido incluso momentos de complicidad. Talegón se ha lanzado a contestar a la extraña pregunta de qué porno querría ver ella "como socialista" y ha bromeado con que ella no podría participar en un sorteo como el que ha dado lugar a la polémica porque usa "bragas de cuello vuelto, nada sexy".