Baleares

La candidata al Senado con blog erótico responde: “No voy a dejar el lenguaje sexual”

En la jungla. La número dos de una candidatura independentista balear no reniega de tuits como “después de comer me gusta follar”, todo lo contrario.

Loreto Amorós, candidata al Senado

Loreto Amorós, candidata al Senado

  1. Baleares
  2. Senado
  3. Escándalos políticos
  4. Twitter
  5. Erotismo

Loreto Amorós es la número dos en la lista del Senado por Sobirania per a les Illes, un partido soberanista impulsado por ERC en Baleares. Pero no se considera independentista. “Eso se lo debes preguntar a [Mateu Matas] ‘Xuri’ o a Josep de Lluis”, contesta, remitiendo a los líderes de la formación cuando se le pregunta por su ideología. Su candidatura no le quita el sueño: de hecho, no recuerda la fecha de las elecciones. “¿Son el 16 de junio? Para entonces el proyecto estará a punto”, comenta despreocupada.

El proyecto al que se refiere es uno de los motivos que han puesto a esta tuitera mallorquina de 45 años y madre de cuatro hijos en el ojo del huracán mediático. Amorós escribe relatos eróticos, “desde que tengo dieciocho años”, afirma, en su blog de Tumblr, Música de ascensores. Y los ilustra con fotografías, en algunos casos extremadamente explícitas, que obtiene de la red social.

Dedos masculinos que pulsan un clítoris. Manos femeninas que acarician un falo erecto. Vaginas de las que pende un hilo de flujo. Para su siguiente proyecto pide colaboración a sus seguidores: fotos eróticas, “pero no fotopollas. Y si son fotopollas, que al menos sean estéticas”.

Esta forma de expresarse con desparpajo y crudeza es la que la ha llevado a las portadas. “Me gusta follar después de comer”, es uno de su tuits. “Qué lenta pasa la semana sin follar”, otro.

Amorós zanja: no va a cambiar su lenguaje por haberse metido en política. “Atacar a una mujer por hablar de sexo es machismo. En Twitter, el macho alfa puede decir que le gusta el sexo pero la mujer no”.

Su forma de hablar, argumenta, es una reivindicación. El feminismo, defiende, es el de “las mujeres empoderadas de su propio cuerpo”. ¿Y las famosas “fotopollas” de las que habla? “Me ha pasado sólo por cambiar la foto de perfil, sin decir nada, que un desconocido te envíe la foto de su pene. A mí y a muchas otras”.

Reconoce sin embargo que ha ido moderando sus expresiones en los últimos meses, aunque afirma que su entrada en la política no ha tenido nada que ver. Las acusaciones más serias que penden sobre ella son por apología de la violencia.

El pasado enero lamentaba que “no se perdiera una bala en la nuca” del arzobispo de Toledo, tras unas controvertidas declaraciones sobre violencia de género. De forma similar se expresó sobre el político de extrema derecha, Josep Anglada.

“Yo no le he deseado la muerte, expresamente, a nadie”, se defiende. El tono de los tuits corresponde al de una “ciudadana indignada” y no se retracta ahora que tiene exposición pública. Sus detractores le afean otro en el comentaba una noticia: hijo de la grandísima puta!!! Yo lo mato, es que lo mato si lo pillo!!!

“Está sacado de contexto”, protesta: siguiendo el hilo de la conversación, se aprecia que reaccionaba a las imágenes de un guardacostas turcos pinchando la balsa en la que viajaban familias de refugiados. En cualquier caso, resta importancia a su forma de expresarse. “¿No les ha dicho alguna vez a tus propios hijos ‘yo te mato’? ¿Y lo decías en serio?”

“No es incompatible erótica y política”

Amorós asegura que ha aceptado entrar en las listas hace apenas una semana porque se lo pidió personalmente ‘Xuri’. “Me hacía gracia”. Su militancia, afirma, está en la acción social y el feminismo. Hace años militó en el Partit Socialista de les Illes. También hizo campaña por el MES. No se considera ni independentista ni pancatalanista, pero sí considera que Baleares necesita un mayor régimen de autonomía.

También ha hecho campaña por la inmersión lingüistica. “Necesitamos dar enseñanza en mallorquín, porque en castellano ya la tienen. Mis hijos lo hablan perfectamente y nunca se lo he impedido. Pero lo que plantean ahora es repartirla entre el catalán, el inglés y el castellano, y eso es un despropósito”.

Asegura que no ha recibido ningún “toque de atención” desde su partido por estas polémicas. “Quienes han confiado en mí sabían lo que hacía y lo que escribía”, afirma. “Nunca me he escondido”. Planteada por la posibilidad – electoralmente improbable – de que accediera al Senado, no abandonaría su obra erótica. “Se está intentando proyectar que yo mezclo sexo y política cuando son facetas completamente distintas de mi vida”.

Lo que hace, asegura, es para adultos y con consentimiento. Enarbola que sus hijos no han tenido Facebook hasta los 18 años. Lo de pedir fotos de desnudos es excepcional, ligado únicamente al proyecto en el que participa porque “se cayó uno de los miembros”. Asegura que a veces, en la intimidad, lectores le han enviado fotografías eróticas para servir de ilustración. “Pero el erotismo no tiene por qué enseñar. Yo misma aparezco, y es una foto que podrían ver mis hijos”, asegura.

Música para ascensores es así un chocante contraste, muy del gusto de Tumblr, entre erotismo sugerente y pornografía, estilizada, pero pornografía al fin y al cabo. La polémica, mientras tanto, divierte a Loreto Amorós, a la que no incomoda estar bajo el foco. Los relatos eróticos son su entretenimiento ya que su medio de vida es trabajar en la administración, pero se ha quedado en paro. “Si sirve para algo...”