El merodeador

Rajoy emplea en Valencia la cirugía que no se aplicó a sí mismo , Nuevas muestras del fracaso de Europa en la crisis de refugiados , Consejos que podrían servir para desbloquear el embrollo político

Rajoy emplea en Valencia la cirugía que no se aplicó a sí mismo

La presidenta del PP en la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig, ha logrado el respaldo de Génova para nombrar una gestora que asuma la dirección del partido en la ciudad de Valencia. El PP intenta trasladar el mensaje de que es implacable frente a la corrupción, pero lo cierto es que no podía hacer otra cosa tras la redada del martes, en la que han sido detenidos y/o imputados el presidente local, la secretaria del grupo municipal popular y varios concejales designados por Rita Barberá. Este viernes han declarado en dependencias de la Guardia Civil hasta medio centenar de personas próximas a la exalcaldesa por su posible participación en una trama de financiación irregular del PP valenciano. Este desfile por el cuartelillo de militantes y cargos a los que se les acusa de hacer donaciones al partido que luego recuperaban en billetes de 500 escenifica por sí solo el grado de descomposición de este partido en la tercera ciudad de España. Lo contradictorio es que Mariano Rajoy y su ejecutiva hayan empleado en Valencia la cirugía que no quisieron aplicarse a sí mismos después de que la Policía interviniera Génova durante 14 horas en 2013.

Nuevas muestras del fracaso de Europa en la crisis de refugiados

Las potencias europeas han pasado de recibir a los refugiados con los brazos abiertos a anunciar expatriaciones masivas y endurecer sus políticas migratorias. Suecia, Finlandia y Holanda ya han dicho que expulsarán a decenas de miles de solicitantes de asilo en los próximos meses. Y en Alemania la canciller Angela Merkel, presionada por sus socios de gobierno, se ha comprometido a agilizar las expulsiones de los extranjeros no refugiados para calmar a una opinión pública alarmada tras los ataques sexuales masivos registrados en Nochevieja. Mientras Europa blinda sus fronteras, temerosa de que la ola migratoria se multiplique a partir de marzo con la llegada del buen tiempo, los rescates masivos continúan en el Mediterráneo, como cuenta en una entrevista con EL ESPAÑOL el capitán de la Fragata Canarias, Manual Alvargonzález. El fracaso de la comunidad internacional en la gestión de la crisis de los refugiados es patente. Europa se juega el ser o no ser en los próximos meses, tal y como describe en nuestra Tribuna Guy Verhofstadt, portavoz del Grupo Liberal y Demócrata en la Eurocámara.

Consejos que podrían servir para desbloquear el embrollo político

Los consejos y la experiencia de un maestro de negociadores como Juan Roure permiten comprender mejor por qué está resultando tan difícil que los partidos alcancen un acuerdo de investidura. En una entrevista con EL ESPAÑOL, este profesor de Iniciativa Emprendedora en Iese Business School, que ha integrado equipos de negociación para Deutsche Bank, Banco Santander y Repsol -entre otros- señala como causas habituales de bloqueo en los procesos de pacto las mismas actitudes que manifiestan algunos dirigentes políticos. La imposición de líneas rojas apriorísticas, las posiciones inmovilistas, los planteamientos de máximos y la falta de cultura negociadora que vemos en Rajoy, Iglesias, Sánchez y sus equipos, dificultan cualquier entendiminto. En situaciones así, Juan Roure tiene claro que "cambiar a los negociadores" puede ser mano de santo.