El merodeador

Un pacto por el clima que supera todas las expectativas…. , … gracias al compromiso de los gigantes contaminadores... , … pero que precisa de inversión tecnológica en nuevas energías.

Un pacto por el clima que supera todas las expectativas….

Por primera vez en la historia, 195 países han ratificado un acuerdo universal vinculante para combatir el cambio climático. El ministro de exteriores francés y presidente de la Conferencia de Naciones Unidas para el Cambio Climático, Laurent Fabius, anunció este sábado la aprobación del Acuerdo de París y el final de una cumbre que ha superado todas las expectativas. En su última versión, el texto incluye progresos que hasta hace pocos años hubiesen resultado impensables, tales como la ayuda internacional para países con menos recursos y los controles que se establecerán cada cinco años para garantizar que cada nación reduce sus emisiones. El reto es que el aumento de la temperatura media a finales de siglo se quede entre los 1,5 y 2 grados. Como era de esperar, el pacto también tiene sus críticas, ya que es vinculante en todo excepto en los objetivos de emisión de gases de efecto invernadero. A pesar de esta falta de concreción en lo que es un punto clave para bajar la temperatura del planeta, después de más de 20 años de fracaso colectivo para alcanzar un acuerdo es innegable que la cumbre de París posiblemente marcará el comienzo de una nueva era en la lucha contra el calentamiento global.

… gracias al compromiso de los gigantes contaminadores...

El Acuerdo de París supone un gran avance desde el protocolo de Kyoto. Este tratado, que estará en vigor hasta 2020, fue suscrito únicamente por países desarrollados y ni siquiera fue ratificado por Estados Unidos. La otra gran cumbre sobre el clima que se celebró en Copenhague en 2009 terminó en fracaso, ya que no se logró alcanzar un pacto vinculante entre los estados. Los expertos señalan que parte del éxito de esta cumbre debe atribuirse al apoyo de dos de los mayores contaminantes del planeta: China y Estados Unidos. Históricamente, el país norteamericano no se ha destacado por su apoyo al medio ambiente. Sin embargo, bajo la presidencia de Barack Obama, esta potencia económica se ha sumado a la lucha contra el cambio climático y hasta ha atribuido la victoria del acuerdo al liderazgo estadounidense. China, que al principio de las negociaciones se mostró reticente a garantizar ayuda a los países menos desarrollados, también ha dado un paso histórico al ratificar el tratado. Asimismo, el compromiso de la Unión Europa ha sido determinante: el Comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, realizó en los meses anteriores a la cumbre 94 viajes que incluían 14 reuniones bilaterales con China y 20 con EEUU. 

… pero que precisa de inversión tecnológica en nuevas energías.

Björn Lomborg, director del Copenhagen Consensus Center, ha explicado en EL ESPAÑOL que para que el Acuerdo de París tenga un verdadero impacto en el cambio climático, la comunidad internacional debe invertir en investigación y desarrollo de energías limpias. El anuncio al final de la cumbre de la creación de un fondo de innovación en energía verde liderado por Bill Gates, junto con individuos particulares y gobiernos, entre ellos EE.UU., Brasil, China y Alemania, es una iniciativa excelente. Sin embargo una mayor financiación de I+D es necesaria a nivel global. Este es uno de los objetivos aún pendientes, porque hasta que la energía verde no sea competitiva por sus propios méritos, es poco probable que se renuncie a las más contaminantes. No debemos ignorar por eso la producción nuclear como alternativa a las energías fósiles. Como ya adelantaron en este periódico varios científicos del panel contra el Cambio Climático, a pesar del alarmismo que esta fuente energética suele generar entre la población, si queremos bajar la temperatura del planeta es imprescindible seguir apostando por la energía nuclear.