MODA MASCULINA

El "rey del chaqué" es manchego

Así es el diseñador Félix Ramiro, que vistió al actor Javier Veiga en su boda con la actriz Marta Hazas, y al que las redes sociales hicieron trending topic hace poco, por la foto de del actor Jorge Sanz, entre María Dolores de Cospedal y Norma Duval

El rey de los chaqués

El rey de los chaqués

  1. Desfiles de moda
  2. Bodas
  3. Diseñadores de moda

Hace unas semanas, la foto del actor Jorge Sanz, entre María Dolores de Cospedal y Norma Duval, se coló en las RR.SS.  y fue objeto de todo tipo de memes, bromas y chistes.

La secretaria general del Partido Popular y presidenta del PP de Castilla-La Mancha asistía al desfile del diseñador manchego Félix Ramiro, un veterano de la moda masculina que presentaba su nueva colección para la próxima primavera-verano 2017. "Mi abuela materna era molinera y y trabajaba para todo el mundo; y yo soy un molinero de la moda, le estoy agradecido a todos los políticos, sean del partido que sean, por apoyar mi trabajo".

Y Norma Duval fue también a ver desfilar a su hijo pequeño, Cristian Ostarcevic,  que desde hace unos meses trabaja como modelo.

Entre sus otros invitados a la MFShow MEN2017, que se celebró en el Museo del Traje de Madrid, estaba el actor Jorge Sanz, con un traje rosa, que también fue motivo de chanza, y el actor Eloy Azorín, que lleva uno azul de la firma. Ramiro se declara "profundamente enamorado del cine y defensor del cine español" y por ello tienen "muchos amigos entre los actores, los directores y los productores".

Por eso, el diseñador es el autor del chaqué que el actor Javier Veiga, lucíó este fin de semana en su boda con Marta Hazas: "Un diseño muy elegante, semi entallado, y que le daba una imagen muy fresca", según Ramiro, que es amigo personal del contrayente.

Féliz Ramiro lleva "más de 25 años vistiendo al hombre" pero empezó su tiempo entre costuras cuando, al salir del colegio, se iba a ayudar a su tío, el sastre Dionisio Rodríguez, en el taller de éste. Después estudió Diseño, montó su propia tienda y hoy tiene cuatro propias (dos en Madrid, una en Toledo y otra en Ciudad Real) y cuatro franquicias (dos en España y dos en Rumanía), y prepara su expansión en Latinoamérica.

Félix Ramiro ha fabricado tantos chaqués que ya ha perdido la cuenta; según dice, últimamente le piden un modelo, el llamado chaqué inglés, que al parecer pusieron de moda los príncipes Guillermo y Harry de Inglaterra, y que es más entallado y más corto por detrás de lo habitual por lo que, según el diseñador, "es ideal para los novios bajitos".

Ayudado por la tercera generación de la familia dedicada a la moda, sus hijos, hoy fabrica 22.000 prendas al año, y es el favorito de muchos futbolistas (Rafael Varanne se casó recientemente vestido por él). Su obsesión, que los hombres vistan de manera menos clásica y que no vean el traje "como una armadura toledana y que no odien ponérselo sino que les apetezca muchísimo, incluso para su tiempo libre, no sólo para ir a trabajar".

Y aunque sea muy conocido por su ropa de fiesta, "vendemos de todo: chalecos, chaquetas, pantalones, vaqueros, muchísima ropa masculina casual". Si quieres ver su colección para la próxima primavera-verano 2017, la tienes en esta galería.

En su colección para la próxima primavera escoge colores llamativos y estampados de cuadros que no son habituales, pero el diseñador asegura que ese es precisamente el secreto de su éxito: adelantarse a lo que el mercado quiere. Y explica que, ahora que los actores de Hollywood y los españoles se están decantando por la chaqueta de esmoquin azul marino, en terciopelo y otros tejidos, Félix Ramiro reconoce con orgullo que él lleva "dos años vendiéndolas".

Por eso, sobre el revuelo que provocó la foto de los memes, Félix Ramiro se muestra encantado aunque extrañado porque no entiende las críticas al traje rosa de Jorge Sanz, "es un diseño de mi hijo, muy moderno, y a mí me gustó porque hay que arriesgar de vez en cuando". 

"Hace 30 años, el hombre vestía de forma muy aburrida y hacía lo que le decían o su madre o su mujer o su hermana... Hoy sabe muy bien lo que quiere y lo que no quiere, y se atreve con colores y estampados que antes serían impensables. Es lo maravilloso de la moda, que va evolucionando para llegar a más y más gente con gustos diferentes".