Elecciones Generales 2016

Las claves de la investidura: gran coalición, PP-Ciudadanos y el empate a 175

El centro derecha alcanza los 169 escaños. La izquierda se queda en 156. Rajoy necesita a Rivera y a Sánchez para gobernar.

El Congreso, vacío.

El Congreso, vacío.

El escrutinio de las elecciones generales ha dibujado un panorama muy distinto al que pintaban las encuestas a pie de urna. La victoria del Partido Popular deja a Mariano Rajoy como el único candidato con posibilidades reales de presentarse a la investidura. Pedro Sánchez tiene opciones, pero casi imposibles de materializar.

Rajoy ha logrado 137 escaños, 14 más que el 20D, y ha revalidado la mayoría absoluta en el Senado con holgura. Sin embargo, el PP necesitará apoyos para gobernar y no será una legislatura fácil. Cada ley requerirá una negociación individualizada para lograr las mayorías necesarias. No está claro si Rajoy buscará un pacto estable de legislatura o un gobierno de coalición. Estas son sus opciones: 

1. El pacto con Ciudadanos

La suma de PP y Ciudadanos se queda en 169 escaños, a siete de la mayoría absoluta. El partido naranja logró 32 diputados, ocho menos que el 20-D. Albert Rivera dijo que que está dispuesto a sentarse a negociar y evitó vetar a Rajoy como candidato. Rivera aseguró, eso sí, que quiere una negociación de programas y no de "sillones". El primer ejemplo de Rivera: lograr una reforma de la ley electoral.   

2. El empate a 175

Es una opción increíble, pero real. Si Rajoy y Rivera alcanzasen un acuerdo y sumasen a PNV (5 escaños) y Coalición y Canaria (1) obtendrían 175 escaños, a un solo diputado de la mayoría absoluta. Pero si PSOE (85), Unidos Podemos (71), ERC (9), Convergencia (8) y EH Bildu (2) votasen en contra de la investidura de Rajoy sumarían también 175 escaños. El empate impediría la investidura de Rajoy por mayoría simple, puesto que el candidato del PP no lograría más 'síes' que 'noes'. Bastaría que un solo diputado de cualquier otro grupo se abstuviese para deshacer el empate e investir a Rajoy.

3. PP-PSOE-C's

Los tres partidos suman 254 escaños, las tres cuartas partes de la Cámara, y es la opción de gobierno más estable. Es un acuerdo muy complicado, al menos a priori. Es el favorito de Rivera, que busca un gran acuerdo de las fuerzas constitucionalistas. Pero es factible que el PSOE apoye al PP para determinados acuerdos de Estado. 

4. La gran coalición

PP y PSOE tienen 222 escaños, nueve más que los 213 de diciembre. El PSOE ha dicho en reiteradas ocasiones que no tiene intención de facilitar un gobierno del PP mediante un gran acuerdo del bipartidismo. El Gobierno de España nunca ha estado en manos de una gran coalición. Ni siquiera se ha formado un Gobierno con ministros de varios partidos. 

5. Pacto de 'El abrazo' y Unidos Podemos

Es una opción prácticamente inviable, pero matemáticamente posible que puede puede facilitar un gobierno de Pedro Sánchez. PSOE y Ciudadanos han logrado 117 escaños, lejos de los 130 del 20-D. Sin embargo, si sumasen a Unidos Podemos, como intentó Sánchez la anterior legislatura, este acuerdo obtendría 188 diputados.

6. PSOE-Unidos Podemos y el independentismo

Otra opción matemática, pero también casi irreal es un acuerdo entre PSOE, Unidos Podemos y las fuerzas nacionalistas e independentistas del hemiciclo. Sánchez podría ser presidente con sus diputados, los de Podemos, ERC, Convergéncia y PNV. Esta suma es de 178 escaños.

7. ¿A las urnas por tercera vez?

Todas las opciones anteriores requieren concesiones. Aunque el escenario no es tan complejo como el del 20-D, si nadie cede los españoles serán llamados a las urnas por tercera vez en un año. El rey está obligado a convocarlas dos meses después de la primera sesión de investidura. 

La fecha probable para la Constitución de las Cortes es el 20 de julio. A partir de ahí, la primera sesión de investidura podría celebrarse a finales de julio o en agosto. Si ningún candidato es investido dos meses después de esa fecha, Felipe VI disolvería las cámaras y convocaría unas elecciones. Pero después de la repetición de junio, lo más probable es que los políticos encuentren alguna fórmula de acuerdo.