ELECCIONES GENERALES

La España olvidada: 18 provincias que no pisará ninguno de los 4 líderes

PP y PSOE celebran más actos en más provincias que el 20-D, al contrario que Unidos Podemos y Ciudadanos. 

Provincias a las que no llegará la caravana de los cuatro principales partidos.

Provincias a las que no llegará la caravana de los cuatro principales partidos.

Las caravanas electorales de los cuatro principales candidatos a la Moncloa pasarán por 34 provincias, seis más que en la campaña para las elecciones del 20 de diciembre. Madrid y Barcelona, donde más escaños hay en juego, acogerán 24 actos de Rajoy, Sánchez, Iglesias y Rivera. Sin embargo, hay 18 provincias que no pisarán ninguno de los líderes.

PP, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos no han programado ningún acto de sus líderes en Ávila, Ceuta, Córdoba, Cuenca, Gipuzkoa, Girona, Huelva, Huesca, Jaén, León, Lugo, Melilla, Ourense, Palencia, Segovia, Soria, Tarragona y Zamora. Los cabezas de cartel no acudirán a seis de las nueve provincias de Castilla y León. Pese a ser una de las comunidades autónomas más grandes de España (se juegan 31 escaños) es donde menos eventos de campaña han planeado los cuatro partidos.

En el mapa se muestran las provincias a las que no acudirá ninguno de los cuatro partidos.

En el mapa se muestran las provincias a las que no acudirá ninguno de los cuatro partidos.

Con respecto a las circunscripciones que visitaron antes del 20-D, se caen de la lista Ávila, Melilla, Tarragona y Zamora. En esta última provincia es donde Pablo Iglesias comenzó la campaña pasada. Eligió el pueblo de Villaralbo con intención de apelar al votante rural y porque el padre del líder de Podemos vive en Zamora.

En los mapas se muestran las provincias a las que no acudirá cada partido

En los mapas se muestran las provincias a las que no acudirá cada partido

Las circunscripciones que entran esta vez en los planes para la campaña de estos cuatro partidos pero no en la anterior son: Albacete (4 escaños en juego), Almería (6), Burgos (4), Cáceres (4), Castellón (5), Ciudad Real (5), Guadalajara (3), Lleida (4), Pontevedra (7) y Teruel (3).

Las cuatro formaciones coinciden en visitar las provincias que más diputados reparten. Madrid (36 escaños), Barcelona (31), Valencia (16) y Sevilla (12) acogerán a los cuatro líderes. Tanto en Madrid como en Barcelona repetirán todos más de una vez. Según la predicción elaborada por Kiko Llaneras para EL ESPAÑOl, más del 50% de los diputados de estas cuatro circunscripciones ya tendrían dueño.

Si comparamos con la campaña electoral del 20-D, las cuatro formaciones repiten visita en 24 provincias, desechan cuatro y añaden diez nuevas.

Aumentan los actos de campaña

Cuando se convocaron las nuevas elecciones los partidos cruzaron declaraciones en favor de reducir los gastos y la envergadura de la campaña, pero los actos programados han aumentado en comparación con diciembre. PP y PSOE suman provincias y eventos a su caravana principal, mientras que Ciudadanos y Unidos Podemos los reducen.

El PSOE es el partido que más actos tiene previstos. Pasa de los 18 que celebró para las elecciones del 20-D a 25 para el 26-J. Los socialistas intentarán de esta forma reducir la caída de votos que experimentan desde el 2008 y convencer al electorado con su proyecto.

Ciudadanos reduce de forma significativa el número de provincias a las que va a llegar con su caravana. Esta vez no planea visitar como hizo para el 20-D Málaga, Alicante, Islas Baleares, Cádiz, A Coruña, Toledo, Murcia, Ávila, Álava, Granada y Tarragona. Pasa de visitar 19 provincias a 14. Añade a su plan Albacete, Badajoz, Burgos, Ciudad Real, Santa Cruz de Tenerife y Pontevedra.

Unidos Podemos también reduce el número de circunscripciones a las que va a acudir estos días: de 18 a 15. Llama la atención especialmente una de ellas: Cáceres. Esta es una de las circunscripciones donde más cerca se habría quedado de arrebatar un escaño al PSOE en el caso de que Podemos e Izquierda Unida se hubieran presentado juntos el 20 de diciembre. De haber sido así, la formación que lidera Pablo Iglesias se habría quedado a 397 votos de quitarle un escaño a los socialistas. Tal y como figura en nuestra simulación de qué habría pasado si estas dos fuerzas hubieran confluido el 20-D.