Balonmano

Gurbindo: "No hay que meterse más presión de la que ya tenemos por estar en la final"

EL ESPAÑOL habla con el internacional antes de la final del Europeo frente a Alemania (17:30 horas). Los 'Hispanos' podrán lograr su primer oro continental. 

Eduardo Gurbindo lanza contra Alemania.

Eduardo Gurbindo lanza contra Alemania. Getty Images

“Quitarnos la presión, quitarnos la presión...”. Eduardo Gurbindo (Pamplona, 1987), lo repite una y otra vez. Sin parar. Sabe que esa es la llave del éxito ante Alemania. Y luego vendrán los selfies, las bromas -”alguien tiene que ser el bufón del grupo”, confesaba antes del campeonato- y las partidas de pocha. “Pueden decir lo que quieran, pero Maqueda va en cabeza y luego voy yo; el resto están muy lejos...”. Tanto como España, que disputará la final del Europeo de Polonia (17:30 horas, TVE) con la opción única e histórica de hacerse con el oro por primera vez en su historia.

Empezando por lo urgente. ¿Cómo se prepara una final de un Europeo?

Los entrenamientos no son muy duros. Trabajamos mucho la táctica para tener claras las jugadas y pulir algunos pequeños detalles. Pero lo preparamos como el resto de encuentros. Cada uno aportamos ideas diferentes y hablamos entre nosotros. Y poco más. No nos tenemos que meter más presión de la que ya tenemos.

¿Van pensando ya en el selfie de la final?

No, eso sale espontáneo. No está preparado. La verdad, no sabría decir a quién se le ocurrió el del otro día. Tras la victoria contra Croacia todo era una locura, y entre ese alboroto general, alguien dice de hacernos la foto de tal o de cual manera, nos colocamos y ya está.

¿Han aprendido algo de polaco durante el torneo?

No, no. Es imposible. A las palabras le faltan vocales, la pronunciación es una cosa de otro mundo y es una locura... [Risas] No he aprendido ni a decir 'hola'. Es imposible.

¿Qué les dijo Manolo Cadenas después de la victoria contra Croacia?

No demasiado. Estábamos como locos, unos atendiendo a la prensa, otros en el vestuario saltando. Al final, estuvimos celebrándolo y ya está. Fue un partido muy intenso y nos quedamos muy sorprendidos. Pero el míster no nos dijo nada. Nos dio libertad para que estuviésemos a nuestro aire. Nos tomamos una cerveza y disfrutamos. Hemos dado un gran paso, pero queremos dar un pasito más hacia el oro y la clasificación para los Juegos Olímpicos.

¿Nos ofreció España su mejor versión contra Croacia?

Sí, fue uno de nuestros mejores partidos en el campeonato. Es verdad que el inicio fue un poco titubeante, ellos se pusieron tres arriba, luego el equipo se rehízo y nos fue mejor. Pero en ningún momento nos dejaron irnos y tuvieron ocasiones. Se colocaron a uno y lucharon hasta el final. Pero defendimos muy bien. Estábamos muy metidos y mejoramos en ataque, con mucha fluidez.

Y con un partidazo de Antonio García.

Sí, la verdad que estuvo muy bien, no sólo por todo lo que nos aportó en ataque (6/6), sino también por lo que hizo en defensa. Y luego marcó goles claves cuando estábamos en inferioridad.

Y ahora Alemania y fin de la historia.

Sí, es verdad que contra Croacia hicimos un buen partido, pero esperemos que nuestra mejor actuación esté por venir. Ojalá sea así. Será una final bonita y tenemos que disfrutar, hacerlo bien y ya está. Todos hubiésemos firmado estar en esta situación hace poco.

¿Qué detalles tiene que pulir España de cara a la final?

Todo lo que tiene que ver con el ataque. Viendo a Alemania, está claro que ellos han ido de menos a más. Y luego son jugadores muy grandes y muy altos a los que va a ser difícil de superar. Pero la solución pasa por abrir el juego y que lleguen los extremos. Todo eso lo estará analizando Manolo, que no creo que haya dormido mucho en las últimas noches. Él nos dará las pautas. Pero si defendemos como sabemos podemos parar a los alemanes.

¿Y qué hay que temer de ellos?

Lo potentes que son y que da igual quién esté en el campo. Tienen jugadores que lanzan muy bien desde 10 metros, que aguantan los choques y van bien por dentro. Tobias Reichman, por ejemplo, hizo 10 de 10 contra Noruega. Es un jugador muy completo, que tira penaltis y es rápido. Pero no hay que pensar sólo en parar a uno, sino a todos. Además, estarán muy motivados.

¿Sabe que en España han sido #TT en los dos últimos partidos?

Sí, y queremos hacerlo por tercera vez. Ojalá sea por algo positivo. Al final, en este campeonato hemos pasado por momentos buenos, complicados y hemos llegado hasta aquí sufriendo, y es el momento de disfrutar, quitarse los miedos y las tensiones. Una final no se juega todos los días.

¿Se ha prometido algo en caso de ganar el oro?

De momento no, pero seguro que haremos algo. Como con los selfies, pero será de forma improvisada.

Ya la última. ¿Qué se siente antes de jugar una final europea?

Tienes ganas e ilusión. No lo hemos conseguido nunca y creo que es un objetivo que tenemos todos. Nos hemos quedado varias veces a las puertas y es el momento de dar un puñetazo encima de la mesa y ganar el oro.